Despliega el menú
Aragón

PRESUPUESTOS

La DGA pedirá 300 millones de crédito en 2009 para compensar la bajada de ingresos

Las cuentas autonómicas del año próximo crecerán por debajo del 5%. Biel anuncia contención en el gasto de personal, pero rechaza congelar los sueldos de los altos cargos.

La crisis económica obligará al Gobierno autonómico a aumentar su nivel de endeudamiento hasta el uno por ciento del producto interior bruto (PIB) aragonés para no frenar la capacidad inversora alcanzada en los últimos años. Según informaron fuentes del Ejecutivo, los presupuestos de 2009 recogerán en el apartado de ingresos una partida en torno a trescientos millones de euros a cargo de créditos.

De hecho, esa cifra es un poco superior al descenso respecto a los ingresos previstos con que la DGA espera cerrar el presente ejercicio. El desplome del sector inmobiliario ha sido el principal causante de esa notable merma en la recaudación de impuestos autonómicos.

El aumento del endeudamiento permitirá que las cuentas públicas del próximo año tengan un crecimiento sobre las de 2008 ligeramente por debajo del cinco por ciento. Ese será el techo presupuestario para un año que, teniendo en cuenta que la inflación será superior al cuatro por ciento, contará con unos presupuestos de mantenimiento, ni expansivos ni recesivos.

En cualquier caso, a pesar del evidente y generalizado deterioro del panorama económico, Aragón puede presumir de afrontar el inicio de la etapa de vacas flacas en mejores condiciones que otras comunidades autónomas. El relativamente bajo nivel de deuda que ha tenido hasta ahora y la perspectiva de mantener el crecimiento de la economía el próximo año por encima del 2% son las bases que facilitan evitar, por ahora, una reducción presupuestaria.

Por lo que respecta al actual ejercicio, el descenso de ingresos se solventará entre partidas no ejecutadas y un recorte del gasto que se sitúa en unos cien millones. El vicepresidente, José Ángel Biel, explicó ayer en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, que el recorte afecta a todas las consejerías. Cada departamento verá reducida su capacidad de gasto en unos diez millones. Obras Públicas, Urbanismo y Transportes, con 17 millones, será la que asuma la mayor parte del reajuste.

Contener el gasto de personal

Biel señaló que el recorte "podría haber sido mayor en el supuesto de que Aragón no hubiera estado en una buena situación de partida". Esa coyuntura económica de la comunidad autónoma hace pensar al Ejecutivo aragonés, según dijo su portavoz, que "las cosas se pueden encarar con un cierto optimismo". El vicepresidente manifestó que "siempre es duro apretar el cinturón", pero que se intentará hacer "donde menos daño produzca".

Preguntado sobre la posibilidad de que la DGA secunde la medida ejemplarizante del Gobierno central de congelar los sueldos de los altos cargos, Biel la descartó de partida. "No lo hemos hablado, no tenemos que copiar nada, tenemos autonomía hasta para eso, somos Gobiernos distintos", apuntó.

Entonces, ¿por dónde se deben ajustar las cuentas? Biel apostó por que "una comunidad que tiene 45.000 trabajadores debe afinar mucho en el capítulo uno, el de personal". Por eso, agregó, el Gobierno será "escrupuloso" en el desarrollo de ese apartado "sin olvidar que hay compromisos adquiridos con los sindicatos y que se deben cumplir" en las secciones de Sanidad y Justicia.

CHA e IU piden "explicaciones"

Los grupos parlamentarios de CHA e IU presentaron ayer sendas iniciativas para reclamar la presencia del consejero de Economía y el presidente Iglesias en las Cortes para que expliquen el recorte y el nuevo enfoque presupuestario. Ambas formaciones mostraron su preocupación porque las políticas sociales sean las grandes perjudicadas.

El diputado de CHA Chesús Yuste señaló que "las vacas gordas han pasado sin que la DGA se haya preparado para el futuro; se tenía que haber cambiado de modelo de crecimiento antes de que se desinflara la burbuja inmobiliaria". El portavoz de IU, Adolfo Barrena, reclamó "garantías" para que, a pesar del reajuste, "los servicios públicos se presten en las condiciones y niveles de calidad con que estaban previstos".

Etiquetas