Despliega el menú
Aragón

LA OPOSICIÓN CRITICA LA "MALA GESTIÓN"

La DGA calla ante la lentitud en las ayudas de la Ley de Dependencia

Aragón se inhibe pese a los 1.527 usuarios que fallecieron sin recibir las prestaciones, mientras otras comunidades toman medidas

Un afectado cuya madre murió antes de recibir la ayuda
La DGA calla ante la lentitud en las ayudas de la Ley de Dependencia
VÍCTOR LAX

¿Se pueden reducir los periodos de tiempo para el reconocimiento de las prestaciones por dependencia? Ante esta simple pregunta, que tienen en mente esos miles de personas que esperan una prestación de la Ley de Dependencia, el Gobierno aragonés dio ayer la callada por respuesta. Mientras otras comunidades autónomas, como la de Castilla-León han tomado medidas para acortar los plazos, Aragón parece que ni se lo plantea.

La consejera de Servicios Sociales, Ana Fernández, eludió ayer hacer declaraciones en relación a los casos de 1.527 beneficiarios de la comunidad que teniendo reconocido su derecho a una ayuda han fallecido sin recibirla. El Ejecutivo autónomo considera que ya ha dado las explicaciones oportunas sobre este tema y no quiere entrar a hablar sobre el modelo de implantación de la ley que tienen otras comunidades autónomas.

Esta misma semana Castilla- León ha puesto en marcha dos iniciativas para acotar los plazos de tramitación. El proceso de reconocimiento de la situación de dependencia lo ha reducido a una única resolución, en la que se determina el tipo de dependencia y la prestación a que se tiene derecho. La ley prevé dos momentos. Uno, en el cual se estima el grado y otro en el que se elabora el Programa Individual de Atención y se le conceden las prestaciones concretas.

Además, el gobierno castellanoleonés ha modificado el modelo de solicitud, que permite presentar en una sola vez toda la documentación e información necesarias, incluida la de carácter económico.

Aragón y Castilla-León son dos de las comunidades que ya han regulado el proceso para que los herederos de los dependientes fallecidos puedan cobrar las ayudas. La DGA tiene todo listo para empezar a enviar las cartas a los allegados, pero no ha concretado la fecha en que comenzará a remitirlas.

La necesidad de reducir los periodos de tiempo para el reconocimiento de las prestaciones y el cobro de las subvenciones es ya, a estas alturas, ineludible.

Así lo consideran los distintos colectivos sociales implicados. "En una enfermedad como el alzhéimer unos meses casi son toda una vida, porque la salud del enfermo se deteriora muy rápidamente y su valoración de dependencia puede cambiar en unas semanas", insiste la coordinadora general de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer, María Jesús García.

Por su parte, los partidos políticos de la oposición (PP, CHA e IU) insisten en que los problemas de fondo radican tanto en la "mala gestión" del Ejecutivo autonómico como en la la falta de presupuesto del Gobierno central.

Etiquetas