Despliega el menú
Aragón

LA CRISIS EN ARAGÓN

La demanda de viajes se resiente con la crisis y provoca el cierre de agencias

Las ofertas con salidas de vuelos especiales desde el aeropuerto de Zaragoza para el puente de la Inmaculada se han reducido a la mitad en comparación con el año pasado.

Cuando toca apretarse el cinturón, el placer de desconectar a cientos o miles de kilómetros de casa también se resiente. Desde finales de verano, las agencias aragonesas han notado hasta un 40% de descenso en los viajes para empresas y la demanda de destinos de medio distancia se ha reducido. Además, los que deciden salir recortan el número de días y bajan una estrella la categoría del hotel que eligen.

El cierre de algunas oficinas, once en las tres capitales de la comunidad, según los datos que maneja la Asociación de Agencias de Viajes de Aragón, es otro síntoma de que las dificultades que atraviesan las finanzas domésticas también afectan a la contratación de paquetes turísticos.

"Las agencias que trabajamos con viajes de comerciales de empresas hemos notado que si se trata de recorridos nacionales se mira mucho más que se puedan hacer en el día, eliminando las pernoctaciones, y que las salidas a ferias fuera de España han bajado sensiblemente", asegura el director de Viajes Área y presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Aragón, Jorge Moncada. Así ha ocurrido con la reciente Feria Internacional de Mueble de Colonia (Alemania).

En opinión de Jorge Moncada el verano se "ha salvado", sin demasiadas alegrías pero "manteniendo el nivel de otras temporadas". Estudios nacionales estiman que hasta los meses estivales la actividad de las agencias había repuntado un tímido uno por ciento y las peticiones de información se redujeron hasta un 10 por ciento. De momento, los viajes internacionales no han sufrido una dismunición importante. "Hay reservas realizadas desde hace meses y quienes se pueden permitir países lejanos y exóticos gozan de cierto poder adquisitivo", valora Moncada.

Para el director de Viajes Zaragoza, Mariano Lou, el "fiel reflejo" de cómo está la sociedad es la caída de los viajes de empresa: "Las compañías controlan mucho más los gastos y el que va a Madrid o Barcelona es porque no le queda más remedio, pero si puede evita la pernoctación". "Con honestidad, la crisis se nota en todo -añade-, el cliente más pudiente que normalmente suele viajar dos o tres veces al año también se empieza a plantear reducir el número de salidas, y máxime con un mercado que tiene en Madrid o Barcelona su aeropuerto de referencia".

Un puente festivo a la baja

Basta con echar una mirada a las ofertas de escapadas con vuelos desde Zaragoza para el cercano puente de la Constitución. Los vuelos chárter especiales se han reducido a la mitad en comparación con el año pasado: Palermo, París, Londres, Madeira y Tour Sicilia, de cuatro días con tres noches, del 5 al 8 de diciembre. Un clásico de estas fechas como es Praga, que según los profesionales del sector se vende solo, se ha suspendido a principios de esta semana por las pocas plazas ocupadas. Por el camino se han quedado otros sitios como Berlín, Estambul, Budapest y las islas.

Desde la mayorista Politours en Zaragoza aducen que a la "coyuntura económica" se ha sumado también lo "poco atractivo" de las fechas, al ser de sábado a lunes "en lugar de abarcar de jueves a domingo o de sábado a martes como otros años". No obstante, reconocen que en las distancias medias ya se percibe cierta dificultad para vender. "El comprador de este paquete suele ser un cliente con unos ingresos medios que ante el panorama actual se retrae a la hora de hacer una escapada de este tipo", explican.

El gerente de Viajes Teruel Tours, Emiliano de la Cruz, calcula que las vacaciones estivales a lugares que suelen tener tanto éxito entre los aragoneses como Salou, Benidorm y La Manga, han caído un 30%. Sin embargo, afirma que la crisis "está por llegar" a la provincia turolense, y que el incremento de los viajes de larga distancia compensará las cuentas de final de año.

Ante esta situación, el propietario en Huesca de Periplo Viajes, Enrique Gabriel Costas, recomienda apostar por la "especialización" y explorar "nuevos mercados" como el que se ha abierto en la capital oscense con el Palacio de Congresos. Admite que para el puente de la Constitución "la gente apenas pregunta" y que ha tenido que prescindir de una persona de refuerzo en la plantilla. En su caso, tiene en el aire un autobús fletado para ver jugar al Huesca en San Sebastián.

Con la vista en 2009, el presidente de la Asociación de Viajes de Aragón augura una rebaja de los costes tanto en los hoteles como en las tarifas aéreas por "la bajada del carburante". "Si se quiere potenciar el viaje, establecimientos hoteleros y compañías aéreas tendrán que apostar por precios más asequibles", concluye.

Etiquetas