Despliega el menú
Aragón

A RAIZ DE LAS ÚLTIMA LLUVIAS

La crecida del Ebro inunda miles de hectáreas y provoca daños "extraordinarios"

La crecida de Ebro ha inundado varios miles de hectáreas a su paso por localidades de la provincia de Zaragoza y ha provocado daños "extraordinarios" en cultivos e infraestructuras.

Así lo han afirmado el presidente de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Aragón (Araga), José Manuel Tornos, y uno de los responsables de UAGA, Javier Navarro, quienes han indicado que riadas "ordinarias", como la ocurrida este fin de semana, provocan daños "extraordinarios".

Gran parte de los cultivos de las localidades de la Ribera del Ebro, especialmente Novillas, Pradilla de Ebro, Gallur, Boquiñeni y Cabañas, se han anegado este fin de semana, debido a la crecida del río, que llegó a alcanzar en Zaragoza los 1.554,13 metros cúbicos por segundo.

En total hay 8.000 hectáreas anegadas de agua, lo que ha afectado a cultivos de alfalfa, guisantes, habas, hortalizas y cereales, que, en la mayoría de los casos, seguirán su desarrollo, una vez que se haya retirado el agua, pero repercutirá en la "calidad" final, ha comentado Tornos.

La riada ha afectado directamente a 800 familias que viven de la agricultura e indirectamente a 3.000, ha destacado Tornos, quien ha lamentado que esta situación se produzca todos los años una o incluso dos veces.

Los agricultores de la zona, que ven cómo esta situación se repite todos los años, están "desmoralizados", "desconcertados" y "malhumorados", y han reivindicado que se limpie el río para evitar estas inundaciones.

"Estamos hartos de que nos digan que van a hacer canales alternativos y que solo mareen la perdiz. No sé si están esperando a que pase una tragedia de verdad", ha comentado Javier Navarro de UAGA.

En Gallur (Zaragoza), se han visto afectadas 1.200 hectáreas de brócoli, coliflor y haba, entre otros, y numerosas instalaciones de riego y de captación de agua de boca, ha precisado a Efe su alcalde, Antonio Liz, quien ha convocado una reunión con los agricultores para analizar la situación.

En este término municipal las hectáreas de cultivo no están protegidas por diques, como en otras localidades, por lo que todas las explotaciones, especialmente las más pequeñas, se han visto afectadas por la riada.

En el entorno de Novillas, declarado lugar de interés comunitario, los agricultores han recibido con "mucha desesperación" la riada que ha anegado a 2.000 hectáreas, ya que para ellos estas crecidas del Ebro suponen una "ruina", ha afirmado su alcalde, José Ayesa.

En Pradilla de Ebro llevan ya cuatro días achicando agua de las acequias para evitar que lleguen a los cultivos de coliflor y brócoli, entre otros, ha indicado su alcalde, Luis Eduardo Moncín, quien ha añadido que solo se han visto afectadas 150 hectáreas, ya que el resto están protegidas.

La cresta de la crecida del río ha pasado esta madrugada por la localidad de Pina de Ebro con una intensidad menor de la que se esperaba, por lo que no ha provocado desperfectos, ha asegurado su alcaldesa, María Teresa Martínez.

Etiquetas