Aragón
Suscríbete

La UZ recibirá a 35.000 alumnos y tendrá un nuevo sistema de evaluación

Los buenos estudiantes podrán acabar su titulación con una asignatura pendiente. Las titulaciones de ingeniería, a pesar de tener buenas salidas profesionales, son las menos escogidas por los alumnos.

Imagen de archivo del aula de informática del instituto de idiomas
Los idiomas 'más exóticos' triunfan en Zaragoza

La Universidad de Zaragoza (UZ) comenzará el próximo lunes el curso 2011-2012 con una previsión de 35.000 alumnos y con la puesta en marcha de un nuevo sistema de evaluación compensatoria, para que los buenos estudiantes puedan acabar su titulación con una asignatura pendiente.

Así lo ha señalado a el vicerrector de Estudiantes y empleo, Fernando Zulaica, quien también se ha referido a la subida de las matrículas en un 3,6 por ciento, lo que supondrá una media de entre 15 y 20 euros por alumno.

A falta de finalizar el periodo de matrículas, el próximo 6 de octubre, la institución académica estima que tendrá este curso un número similar de alumnos al del pasado, en torno a los 35.000, de los que 31.000 estudiarán primero y segundo ciclo y grados y 4.000 se decidirán por los máster, los doctorados y los estudios propios.

De ellos, unos 2.000 estudiarán en el campus de Huesca, 1.600 en el de Teruel y alrededor de 1.000 en el de La Almunia de Doña Godina (Zaragoza), y el resto en los de la capital aragonesa, mientras que alrededor de 6.000 serán de nuevo acceso.

El vicerrector ha destacado que, tras el descenso de estudiantes matriculados hasta 2008, y el ligero repunte registrado en 2009, las cifras para 2011-2012 son similares a las del curso anterior, cuando cambió la tendencia.

Ese aumento y la constancia posterior se debe en su opinión al cambio que se está produciendo con las nuevas titulaciones y los grados adaptados al Espacio Europeo de Educación Superior, además de la inclusión de los máster, de manera oficial, en las universidades públicas desde 2005, aunque la incorporación importante se produjo en 2008.

Asimismo, ha subrayado que la situación económica del país ha contribuido al aumento de estudiantes, que quieren completar su formación para una mejor incorporación al mundo laboral o para mantener su empleo, con una formación permanente a lo largo de su vida.

En la Universidad de Zaragoza, que este año impartirá 53 titulaciones y 51 máster, la mayor demanda de matriculaciones corresponde a los estudios relacionados con ciencias de la salud, como Medicina, Enfermería, Fisioterapia, Oftalmología o Veterinaria, que son los que además exigen la nota más elevada.

También existe bastante demanda para Educación Primaria y Secundaria, Arquitectura, la combinación de Derecho y Administración de Empresa, Biotecnología, Periodismo o Psicología.

Frente a ellas, las titulaciones de ingeniería, a pesar de tener buenas salidas profesionales, son las menos escogidas por los alumnos, aunque Zulaica ha reconocido que en las especialidades de mecánica y de industrial se está recuperando la demanda.Subida de las tasas

Sobre la subida de las tasas económicas, que son reguladas por la Comunidad Autónoma a partir de una orden ministerial, que impone una horquilla de precios según la tasa de inflación, en la Universidad de Zaragoza serán de una media del 3,6 por ciento.

Esta subida supone entre 10 y 15 euros de media más por alumno en el coste de su matrícula, que van desde los 700 hasta los 1.200 euros en función del grado experimental de los estudios. Los precios de los máster oscilan entre los 1.200 y los 1.800 euros, ha informado.

Como novedad en este curso 2011-2012, ha citado la entrada en vigor de una nueva normativa de evaluación del aprendizaje de los estudiantes, que establece cómo deben ser, cuál es su diseño y a quién le corresponde hacerlo, para que todos los exámenes se desarrollen de manera coordinada en las mismas materias.

Y con el objetivo de "reconocer el esfuerzo de los estudiantes" también entrará en vigor un sistema de evaluación curricular compensatorio para los casos en que un alumno finalice su titulación con una asignatura sin aprobar, ha explicado el vicerrector.

De esta manera, y a petición del estudiante, que sólo lo puede hacer en una ocasión y con una asignatura, se le puede compensar el suspenso, mediante una fórmula matemática, con la media del expediente.

Si su media de la carrera es alta y el suspenso no es demasiado bajo, el alumno podría ver compensado el suspenso y dar por finalizada la licenciatura, ha explicado

Etiquetas