Despliega el menú
Aragón

POLÍTICA

José Ángel Biel: «Presidir las Cortes mantiene al PAR en primera línea política»

En su última legislatura, como él mismo afirmó ayer, el presidente quiere que la Cámara autonómica sea el centro del debate político y del consenso.

El presidente de las Cortes de Aragón, José Ángel Biel, ayer en su despacho de La Aljafería.
José Ángel Biel: «Presidir las Cortes mantiene al PAR en primera línea política»
JOSé MIGUEL MARCO

¿Qué quiso decir al anunciar que no se limitará a votar disciplinadamente?

Que en las Cortes se hace política y que en esta legislatura eso va a ser muy importante. No hay más que ver la Mesa y los representantes de PP y PSOE, que son pesos pesados en sus partidos. Hasta hora, los presidentes de la Cámara, salvo alguna excepción, no han ejercido su derecho a intervenir en debates. Yo no voy a limitar mi ejercicio parlamentario. También soy presidente del grupo parlamentario del PAR y tendré que fijar en determinados asuntos la posición de mi partido.

¿No dijo usted en campaña que un marine nunca se licencia en Intendencia, al hablar de presidir las Cortes?

Hay que entender que el PAR optaba a presidir Aragón. En ese contexto decidimos que con menos de ocho escaños no estaríamos en el Gobierno. Una vez visto los resultados electorales y el contexto político a todos los niveles, tenía que mantener al PAR en primera línea.

¿Y por esas mismas razones no hubiera sido mejor un gobierno de coalición PP-PAR para garantizar la estabilidad?

No es el mismo escenario ni el mismo contexto. El PAR asumió un acuerdo en congreso, y las circunstancias nos obligan a no modificarlo. La estabilidad la garantizamos con el pacto. Es curioso, si entramos al Gobierno nos critican, si no lo hacemos nos piden que entremos y también nos critican. Eso es una demostración más de que el PAR es el centro político y el de la gobernabilidad.

Hay dirigentes de su partido que prefieren una coalición.

No serán muchos, porque en el congreso extraordinario votaron todos a favor, salvo dos abstenciones. Nuestra aportación a la coalición será en puestos destacados de la administración autonómica. Si yo fuera del PP pediría tener gente del PAR en la DGA, por experiencia, por seguridad y para asegurar la vía legislativa. Es pura lógica política.

¿Y cómo será el pacto PP-PAR?

Será abierto, en el tiempo y en el contenido. Hay que mantener el grado de coalición cuatro años, limar diferencias y acercar posturas poco a poco. El primer reto estará en los presupuestos para 2012. Luego, ya avanzaremos.

¿Estará obligado a favorecer al PP dado el empate con el PSOE en la Mesa?

Es una muestra de que estamos en el centro político y de que el PAR es decisivo. Lo hemos dicho por activa y por pasiva. Nos guiaremos por los dos principios que han mantenido al PAR pese al vendaval de la crisis y del cambio nacional: centrismo y aragonesismo. Nuestra baza es mantener el equilibrio político en Aragón.

Pero en Zaragoza capital, los resultados han sido malos.

Hubo circunstancias especiales que nos restaron unos pocos cientos de votos. Pero los recuperaremos, sin duda, porque hay que tener en cuenta que en Zaragoza y en zonas urbanas, el vendaval nacional ha tenido más incidencia. Y eso que eran elecciones municipales y autonómicas.

¿Por qué retrasan tanto el pacto PP-PAR si estaba avanzado con Rajoy desde el año pasado?

No tanto. Hubo contactos con el presidente nacional del PP para analizar el contexto político. Y estuvo en la reunión la presidente regional, Luisa Fernanda Rudi. Vimos que había sintonía y que eso era un punto de partida. La sintonía entre los dirigentes y tener la confianza de tu partido, es lo que hace que los pactos sean posibles y estables. Pasó con Marcelino Iglesias y ahora está pasando con Rudi. Los dos hemos aprendido de los errores del pasado.

Entonces, ¿por qué no está ya cerrado?

Porque no es fácil cerrar un acuerdo tan complejo, que incluye recortes, organigramas, políticas territoriales, medidas fiscales, propuestas para crear empleo, entre otros. Hay que recuperar doce años de asperezas.

¿Qué otros factores condicionan el acuerdo?

Hay que analizar dos factores externos. El primero, esta crisis económica es más profunda y más larga de lo que nadie suponía. El segundo, que hay un cambio político nacional sin precedentes, que está por concluir. Y luego hay un factor interno: tengo la obligación de encauzar a mi partido, el PAR, de cara al futuro, porque yo no me voy a volver a presentar en las próximas elecciones autonómicas. Lo tengo claro.

¿Hasta qué nivel van a plantear recortes en políticas sociales, municipios y comarcas?

No habrá recortes en políticas sociales. Hay fórmulas de gestión y de financiación para mantener la calidad de los servicios públicos y de las prestaciones sociales. Y también hay vías para adecuar la política territorial sin mermar la capacidad de los ayuntamientos y de las comarcas. El PAR ya propuso cambios y una ley de distribución de competencias.

¿Y la participación ciudadana y las reclamaciones de movimientos sociales como Democracia Real y el 15-M?

La soberanía popular reside en las Cortes. Los políticos son los únicos que están bajo control y se examinan cada cuatro años. Dicho esto, hay reivindicaciones que compartimos. Desde la reforma de la ley electoral hasta la transparencia de lo público. Ahora, los colectivos tiene que darles cauce. Y en este Parlamento hay vías a través de las comisiones (como la de Peticiones), de los grupos y de las organizaciones sociales.

Etiquetas