Despliega el menú
Aragón

PROBLEMÁTICA LINGÜISTICA

IU ve posibilidades de llegar a un acuerdo en la ley de lenguas

El portavoz parlamentario Adolfo Barrena se muestra optimista para sacar adelante la propuesta impulsada por el PSOE, en solitario.

¡El PSOE podría encontrar un aliado pronto para su propuesta de ley de lenguas. IU manifestó ayer su voluntad de llegar a acuerdos en torno a este texto. Es más, su portavoz parlamentario, Adolfo Barrena, aseguró que "existen posibilidades" para que su formación apoye esta ley.

 

Barrena aseguró que la ley de mínimos presentada por los socialistas permite pensar "que puede haber una ley de lenguas en esta comunidad". No obstante, dejó claro que para respaldarla, se deberán incorporar una serie de propuestas propias que habrá que negociar y que no quiso desvelar, por ahora. "El texto está en dirección adecuada. Hay bastantes puntos de acuerdo, pero también matices que deberán centrar las negociaciones", explicó Barrena, que celebró que "se abra la posibilidad de resolver este problema".

 

El portavoz de IU, al igual que el portavoz del PSOE, Jesús Miguel Franco, durante la presentación de la iniciativa, instó a todos los partidos a sumar el mayor número de votos.

 

Por su parte, CHA es el único partido que aún no se ha pronunciado sobre el contenido de esta propuesta de ley de lenguas. Solo ha criticado que se haya presentado por el PSOE en solitario y no como un proyecto de ley del Gobierno de Aragón.

 

Los socialistas presentaron el jueves en el registro de las Cortes su proposición de Ley de Uso, Protección y Promoción de las Lenguas Propias de Aragón, que reconoce el catalán y el aragonés como "lenguas propias e históricas" de la Comunidad, aunque no su cooficialidad con el castellano, única lengua oficial del territorio. Además, se caracteriza por la voluntariedad en el uso de estos idiomas tanto en los ámbitos públicos, como de la enseñanza y de la administración para "aquellos municipios en los que su utilización sea históricamente predominante".

 

El PAR y el PP, de momento, han manifestado su rechazo al texto. Los aragonesistas, socios de gobierno en el Pignatelli, se oponen a la denominación del catalán como lengua propia y apuestan por que sean los ayuntamientos los que decidan los nombres de las diferentes modalidades lingüísticas. El comité intercomarcal de Teruel acordó ayer respaldar esta postura y la de no presentar un proyecto conjunto con el PSOE.

 

El PP, por su parte, considera que esta norma es "innecesaria y una cortina de humo" y criticó la "falta de responsabilidad" de los socialistas de llevar "una norma tan sensible y complicada en solitario". No obstante, se abre este verano un periodo de negociación que se oficializará en septiembre.

Etiquetas