Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ALTO ARAGÓN

Intentan quemar de madrugada la panadería del alcalde de Siétamo

José Luis Ferrando (PP) cree que detrás del ataque hay un móvil político y denuncia que ya ha sufrido varias agresiones

Mª Luz Labarta, madre del alcalde de Siétamo, observa los desperfectos del fuego.
Intentan quemar de madrugada la panadería del alcalde de Siétamo
JAVIER BLASCO

La localidad altoaragonesa de Siétamo, situada en La Hoya de Huesca, se despertó ayer conmocionada por el ataque a la panadería del alcalde durante la madrugada, cuando desconocidos intentaron quemar el establecimiento situado junto a su vivienda.

José Luis Ferrando, del Partido Popular, que estaba de vacaciones fuera de la localidad, sostiene que detrás de lo ocurrido hay un móvil político porque no es la primera agresión que sufre. Afortunadamente, el fuego solo provocó daños materiales, ya que la madre del alcalde, de 75 años, también se encontraba esa noche fuera de su casa, ubicada en la parte superior de la misma panadería. La Guardia Civil investiga el ataque. Al cierre de esta edición, no había practicado niguna detención.

El incendió comenzó hacia la 1.30 del sábado. A esa hora, una pareja que se dirigía en coche hacia su casa vio fuego en la puerta de la panadería, en la calle del Arrabal. “Observamos que las llamas llegaban hasta tres cuartos de la puerta y llené en la fuente un cubo de basura que había por allí para echar agua tres veces y apagarlo”, explicó A.C.H. Fue este matrimonio el que llamó al 112.

Tras la llegada de la Guardia Civil, varios los vecinos que se percataron de lo que ocurría también se acercaron hasta el lugar para sofocar las llamas. Abrieron la puerta y las ventanas del horno. “Todo estaba lleno de humo y si esta señora hubiera dormido arriba, habríamos lamentado un grave desenlace”, afirmó Ricardo Bergua, teniente de alcalde de Siétamo. Pero Mª Luz Labarta, madre de Ferrando, había seguido los consejos de sus allegados y en ausencia de su hijo y sus nietos, dormía en la casa de este. Como no se despertó, los vecinos no le comunicaron lo ocurrido hasta las 8.00 de ayer.

Fue a esa misma hora cuando los amigos y concejales del PP en Siétamo llamaron al alcalde, que estaba de vacaciones en París con su familia. José Luis Ferrando decidió adelantar su vuelta. En declaración telefónica a HERALDO, el alcalde reconoció que temía algún ataque. “Empecé estas vacaciones pensando que algo harían, pero nunca imaginé que sería tan grave”. Según reveló, desde el principio del actual mandato las “algaradas” se han sucedido. “Hemos considerado que algunas eran cosas de críos, pero ante otros hechos sí hemos presentado denuncia a la Guardia Civil”, apuntó.

Dos denuncias previas

La indignación era ayer patente a las puertas de la panadería, que como cualquier día abrió al público. “Desde que accedimos al Ayuntamiento, nuestro alcalde ha sufrido coacciones”, reconoció Ricardo Bergua. En diciembre de 2007 alguien lanzó piedras desde la plaza para romper los cristales de las ventanas de su despacho en el Ayuntamiento. Los árboles que hay frente a su casa amanecieron un día tronchados y en la carretera y en el parque aparecieron escritos de ‘panadero dimite’. Hace apenas dos meses, los vándalos destrozaron los vestuarios del campo de fútbol. También se han causado daños en farolas. Con la de ayer son tres las denuncias presentadas por el Ayuntamiento de Siétamo.

Ricardo Bergua reclamó atención desde la Subdelegación de Gobierno “para esclarecer estos hechos e imponer a los culpables el castigo que merezcan”. Los vecinos y amigos del alcalde no apuntaron a culpables concretos del incendio y de las acciones anteriores, “que son cosa de cuatro”. En este sentido, el alcalde señaló: “Con una mano me sobran dedos para contar las personas que podrían haber hecho esto”. Todos coincidieron en afirmar que Siétamo “es un lugar tranquilo, donde nunca habían pasado estas cosas que parecen ‘kale borroka’”. Bergua insistió en que “nunca había nada hasta que llegamos nosotros (el PP) a la Alcaldía”.

José Luis Ferrando fue elegido alcalde en mayo de 2007, en las elecciones en las que el PP obtuvo tres concejales. La corporación se completa con dos ediles de la Agrupación Electoral de Siétamo (independiente), uno del PSOE y otro del PAR. La abstención socialista dio la Alcaldía al PP, que gobierna en minoría. En noviembre del 2008, la Agrupación Electoral, que lidera un histórico ex alcalde aragonesista, presentó una moción de censura que no prosperó porque a aquel pleno solo acudieron los concejales del PP.

Antonio Torres, presidente provincial del PP, manifestó ayer su pesar por lo sucedido. “Lo primero que me pasó por la cabeza fue lo que se nos pasó a todos, (en referencia al crimen de Fago), pero no quiero ni compararlo y lo único que espero es que no vuelva a suceder jamás.

Etiquetas