Despliega el menú
Aragón
Suscríbete
última HORA horaAragón confirma 51 contagios, veinte más que hace siete días antesAl menos un herido en un accidente múltiple de cuatro vehículos en la A-68 en Figueruelas 

AGUA

Iglesias negocia con el Ministerio para acelerar los embalses y asumir la ejecución de las obras

El presidente se ha reunido varias veces con el número dos de Medio Ambiente, que según la DGA es "receptivo".

El presidente del Gobierno de Aragón negocia personalmente con el secretario de Estado de Agua y Medio Rural para acelerar la construcción de los embalses reclamados por la comunidad y conseguir que sea la DGA quien ejecute las obras hidráulicas que todavía no se han iniciado. Marcelino Iglesias y Josep Puxeu han mantenido varios encuentros -el último, ayer mismo en Cambrils-, y según fuentes del Ejecutivo autonómico la posición del número dos del Ministerio de Medio Ambiente está siendo "receptiva".

"Ya se han reunido tres o cuatro veces. No se puede concretar lo que están hablando, pero si Medio Ambiente no fuera receptivo con un encuentro habría bastado", añadieron las mismas fuentes. Desde la DGA destacaron que entre Iglesias y el secretario de Estado de Agua y Medio Rural hay una relación personal "de amistad" y recordaron el mensaje lanzado el pasado domingo por el presidente en un desayuno de trabajo: que ahora lo más importante es acabar los embalses cuanto antes.

En ese acto con los medios de comunicación, Iglesias volvió a pedir que se acelere el ritmo de construcción y tramitación de los embalses pendientes. Lo hizo reconociendo que "lo primero" debe ser la seguridad de las actuaciones y también poniendo el acento en la "gran complejidad" de estos procesos.

Una advertencia

Iglesias asumió así las explicaciones dadas hasta ahora por el Ministerio para justificar los continuos retrasos que están sufriendo las obras hidráulicas. No obstante, el máximo responsable del Ejecutivo PSOE-PAR también quiso lanzar un aviso al decir que, con la fusión de Medio Ambiente y Agricultura, espera que un ministerio no haga "de acelerador" y el otro, "de freno".

Sus palabras sonaron a advertencia al nuevo equipo que lidera la ministra Elena Espinosa y también a reproche por lo sucedido en la última legislatura con Cristina Narbona. En cualquier caso, Iglesias aseguró tener "la sensación" de que el nuevo Ministerio quiere acelerar los embalses y deseó que los retrasos que ya se están produciendo respecto a los plazos dados por la anterior ministra no sean importantes.

La realidad es que tanto el proyecto del recrecimiento de Yesa como el del embalse pequeño de Biscarrués aún tardarán varios meses en salir a información pública -según el cronograma de Narbona, ese paso tendría que haberse dado en abril-. Las reuniones de Iglesias con Puxeu intentan evitar nuevos incumplimientos en esos plazos e incluso adelantarlos, objetivo para el que sería fundamental que Aragón asuma las obras de los proyectos aún no iniciados.

Esa posibilidad es una de las nuevas competencias recogidas en el Estatuto de Autonomía, que permite a la DGA ejecutar proyectos de interés general por encargo del Estado mediante una encomienda de gestión -el Gobierno central transferiría los fondos necesarios para hacer los trabajos y la comunidad se encargaría de llevarlos a cabo-.

Encomienda de gestión

Esta fórmula ya ha sido la acordada para poner en marcha las depuradoras del Pirineo, pero la DGA -y en especial el PAR- está muy interesada en hacerla extensible a todas las actuaciones que Medio Ambiente tiene pendientes en Aragón.

"Se están analizando los aspectos jurídicos del tema y otras cuestiones como cuáles podrían ser las actuaciones que se hagan por encomienda de gestión -explicaron fuentes de la DGA-. Tendrían que ser proyectos que aún no hayan empezado, porque desde el punto de vista administrativo cambiar de manos obras ya adjudicadas presenta muchas dificultades".

Las mismas fuentes indicaron que en la agenda de las reuniones entre el presidente aragonés y el número dos del Ministerio no se preveía tratar otros temas, aunque también reconocieron que es probable que se hable de cuestiones como el nuevo Plan Hidrológico del Ebro que el Gobierno deberá aprobar para finales de 2009.

En este sentido, desde la DGA negaron expresamente que Iglesias y Puxeu estén abordando la gestión por parte del Ejecutivo autonómico de los 6.550 hectómetros cúbicos de la reserva hidráulica. "El presidente ya dijo el domingo que lo importante es hacer las obras cuanto antes porque sin obras no se puede gestionar la reserva hidráulica", insistieron.

En el desayuno con los medios del pasado domingo, Iglesias lanzó un segundo dardo envenenado a los técnicos de Medio Ambiente -lo hizo en genérico, refiriéndose también a los de la DGA- al pedirles que, además de hacer informes sobre el impacto de las distintas actuaciones, busquen soluciones alternativas. "Todos los proyectos tienen una solución, pero hay que buscarla. No vale con hacer solo de tapón", reclamó el presidente aragonés.

Etiquetas