Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

POLÍTICA

Iglesias admite que el recorte de dinero en 2010 afectará a todas las consejerías

El presidente habla de ajustes y dice, ante las críticas, que intentará mantener los fondos de I+D+i."En 2011, PSOE y PAR tendrá libertad para elegir con quién gobernarán"

El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, durante el pleno de las Cortes celebrado ayer
Iglesias admite que el recorte de dinero en 2010 afectará a todas las consejerías
oliver duch

El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, tiró de oficio para salir airoso de un pleno en el que tuvo que lidiar con las críticas políticas, sociales y empresariales por el recorte presupuestario para la Universidad y la investigación (I+D+i), así como con los problemas de relaciones con el Ejecutivo central (la comisión bilateral está aplazada sin fecha) y entre los dos socios de la coalición PSOE-PAR.

 

Ante las acusaciones directas e indirectas de Rosa Plantagenet (PP), Nieves Ibeas y Chesús Yuste (CHA) y Adolfo Barrena (IU), e incluso con la advertencia del portavoz aragonesista, Javier Allué, el presidente de la DGA aludió a que "ni siquiera está elaborado el anteproyecto de los presupuestos autonómicos para el próximo año. Además, todos los grupos tendrán ocasión en estas Cortes de debatir, analizar y enmendar este proyecto, que estará aprobado en tiempo y en forma, como lleva haciendo este Gobierno de coalición desde hace diez años".

 

Por cierto, que Iglesias señaló ayer que "en 2001, tanto PSOE como PAR tendrán libertad para elegir con quién gobernarán a partir de las elecciones autonómicas de 2011", ante las preguntas de Barrena y de Ibeas, sobre la estabilidad de la coalición y del "ninguneo" en Madrid a la comisión bilateral que contempla el Estatuto.

 

Eso sí, Marcelino Iglesias anunció "2010 es un año presupuestariamente muy complejo" y marcado por la situación de crisis, por lo "habrá ajustes en todos los Departamentos de la DGA". Incluso se comprometió a hacer "todo lo posible" para no rebajar los fondos en investigación (I+D+I), cuando toda la oposición sacó a relucir las denuncias de los responsables de los proyectos del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) y del rector de la Universidad, Manuel López.

 

Rosa Plantagenet (PP), acusó a Iglesias de "seguir con el ostracismo" y de padecer el "síndrome de Ormuz" (término acuñado durante la presidencia de Suárez (UCD) cuando eludió los problemas viajando a los emiratos árabes). Pedro Navarro, del PP, recordó que el CITA es un referente "nacional e internacional".

 

Chesús Yuste, de CHA, incidió en que "la apuesta por un modelo de crecimiento sostenible es invertir en I+D+I. La investigación no puede ser la pagan de la crisis. Por eso hay que felicitar a los investigadores que han tenido el valor de denunciar el recorte presupuestario". Adolfo Barrena (IU) mostró su preocupación por la situación, ya que, a su juicio, "apostar por la investigación es apostar por el futuro, y eso no lo hace este Gobierno".

 

Por su parte, el socialista Antonio Piazuelo acusó a la oposición de "provocar un debate sin sentido y vergonzoso. Con esta oposición, el Ejecutivo puede echarse a dormir".

Etiquetas