Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Jacetania

El forense dice que la puñalada que mató al soldado en Jaca no era especialmente grave

La herida tenía 6,5 centímetros de longitud pero sólo 3 de profundidad, por lo que en principio no debía ser considerada como una lesión especialmente grave.

Efe. Jaca Actualizada 27/06/2012 a las 20:26
13 Comentarios

El forense que ha declarado hoy en el juicio con jurado contra el exsoldado profesional de origen venezolano Dióscar A.G. por el homicidio del soldado gijonés Iván Castiello en un acuartelamiento de Jaca (Huesca), ha asegurado que la herida con arma blanca sufrida por la víctima no revestía especial gravedad.

La tercera sesión del juicio celebrado en la Audiencia de Huesca por estos hechos, ocurridos la madrugada del 11 de diciembre de 2009 en el acuartelamiento jaqués de San Bernardo, se ha centrado en las opiniones de los forenses sobre la herida y la atención médica que recibió por parte de los servicios de emergencia.

Según los especialistas, la herida que causó el procesado al joven Iván Castiello tenía 6,5 centímetros de longitud pero sólo 3 de profundidad, por lo que en principio no debía ser considerada como una lesión especialmente grave.

En su opinión, la muerte del joven soldado no tuvo su origen en la herida en sí sino en los vómitos que le produjo y en la incapacidad de la víctima para eliminarlos a pesar de los esfuerzos de los servicios de emergencia para proporcionarle oxígeno.
Los forenses han rechazado, sin embargo, las tesis de la defensa del procesado en relación a una praxis médica inadecuada, y han expresado su convicción de que la atención que recibió fue correcta y se ajustó en todo momento a los protocolos de los servicios de emergencia.

Fiscalía y acusación particular en representación de la familia del fallecido han insistido, sin embargo, en sus respectivos informes en que la herida fue el detonante de la muerte de Iván Castiello, por lo que han insistido en mantener sus cargos contra el acusado. Ambas acusaciones entienden que Dióscar A.G., al que sus compañeros tacharon ayer de "impulsivo y agresivo", apuñaló intencionadamente a su víctima, a la que, según estos testigos, ya había amenazado con anterioridad.

Según el relato de los dos jóvenes soldados que compartían habitación en el cuartel con el acusado, sobre las 02.00 horas de la madrugada del 11 de diciembre de 2009, Dióscar A.G. llegó a la estancia dando gritos y encendiendo las luces.

El acusado, que en su declaración aseguró no recordar nada de lo sucedido, tomó con su mano izquierda una navaja y salió al pasillo profiriendo gritos y amenazas contra la víctima, que se presentó en la habitación para pedir silencio antes de ser apuñalado.

El fiscal ha mantenido su petición de 10 años de prisión para el procesado por un delito de homicidio con la atenuante de embriaguez, y 15 años el acusador particular al entender que la bebida no debe considerarse una "patente de corso".

Ambas acusaciones han insistido en que el Ministerio de Defensa sea declarado responsable civil subsidiario en el pago de las indemnizaciones que oscilan entre los 56.000 y 200.000 euros ya que en el momento de producirse los hechos había un expediente de expulsión en trámite del procesado por un delito penal previo.

El letrado de la defensa ha reclamado la libre absolución de su cliente mediante la aplicación de una eximente completa por embriaguez total, ya que, a su juicio, el consumo de alcohol le había anulado de forma "completa" su conciencia y voluntad.

El defensor, a tenor de las declaraciones de los peritos, ha argumentado que todos los hechos se derivan de unas circunstancias atribuibles a la "mala suerte" ya que la herida no era grave en principio ni había sido asestada con fuerza.

El jurado, que se reunirá mañana para deliberar, ha sido citado a las 10.00 horas del próximo viernes para dar lectura a su veredicto, en el caso de que haya un acuerdo entre sus miembros.


  • paladin30/06/12 00:00
    Ni la borrachera,ni la drogadicción,deberian de servir como atenuante de una acción de lesiones,al revés tendria que ser agravante, con las mayores consecuencias condenatorias.
  • sergio29/06/12 00:00
    Corso, eres súper gracioso de verdad. Aunque quizás no te hayas enterado de que el Abogado cumple con su trabajo, aunque por dentro piense otra cosa bien distinta. Supongo que a ti te gustaría que un medico dejara morir a un asesino confeso porque se lo merece, o un bombero dejara calcinarse a un violador, porque es un asqueroso. Pero resulta que hay profesiones en las que tenemos que tragarnos nuestros escrúpulos porque somos profesionales, entre ellos el abogado al que le deseas una puñalada para saber que se siente. Antes de hacer ciertas gracias, conviene darle un poco a la materia gris.
  • Un Sabio29/06/12 00:00
    No es el abogado, es el forense el que dice que la puñalada no es excesivamente grave y estoy de acuerdo con Ana, la culpa la tiene el difunto por morirse por una puñalada de poca importancia, y más despues de haber sido atendido muy bien,  Lo dicho un desagradecido............. este pais es así 
  • JC29/06/12 00:00
    Una pregunta: eso ¿no lo dira un "perito" medico por supuesto pero llamado (y pagado) por la defensa?. Y una respuesta a algunos que preguntan: Si hijos, si, estos colombianos, ecuatorianos violentos y pendencieros son los "valientes soldados ESPAÑOLES!" QUE NOS DEFIENDEN LA PATRIA.
  • que pais28/06/12 00:00
    muty bien robespierre , solo añadir que nos guarde el señor si este es el ejercito que tenemos
  • uno mas28/06/12 00:00
    Pues menos mal...
  • Corso28/06/12 00:00
    Hombre, pueden darle la misma puñalada al abogado a ver si le resulta tan "poco grave" y si tiene suerte o no...asi podra juzgarla de primerísima mano
  • PELAYO28/06/12 00:00
    EN TODOS LO EJERCITOS DEL MUNDO CIVILIZADO HAY QUE PASAR UNOS "FILTROS" ¿PERO QUE TIPO DE GENTE TENEMOS AHORA EN EL EJERCITO ESPAÑOL?
  • Ana28/06/12 00:00
    Conclusión: la culpa va a ser del difunto por morirse de una cuchillada sin importancia y después de ser estupendamente atendido... no doy crédito. Estoy con Robespierre
  • pepito28/06/12 00:00
    Llevo media hora riéndome de la ocurrencia de #4 Corso. En muchos juicios habría que actuar así, serían más convincentes.
Ver más comentarios


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo