Resaca electoral en Huesca: PP y Vox pierden fuelle en un año y la izquierda del PSOE se hunde

Los socialistas logran mantener una bolsa de votos similar a las municipales de 2023 e irrumpe con fuerza Se Acabó la Fiesta, que extrapolando datos podría entrar en el Ayuntamiento junto a Sumar.

Votaciones de las elecciones europeas de 2024 en el Casino de Huesca.
Votaciones de las elecciones europeas de 2024 en el Casino de Huesca.
Javier Navarro

Son contextos distintos, pero los resultados de unas elecciones pueden marcar una tendencia. Y el 9-J parece haber dibujado un ligero cambio en la situación política del Ayuntamiento de Huesca respecto a la que había hace justo un año tras los comicios municipales que dejaron una rotunda victoria del PP y la llegada a la alcaldía de Lorena Orduna

Uno de los aspectos que más llama la atención es que tanto populares como Vox, que comenzaron el mandato como aliados pero que en los últimos meses han exhibido continuos encontronazos llegando a romper su pacto de gobernabilidad, parecen haber perdido fuelle en el último año. 

La prueba es que el PP obtuvo en 2023 un resultado casi histórico de 8.841 votos, su segundo mejor datos, solo superado por Ana Alós en 2015, y un 36% de sufragios, sacando una distancia de 1.903 votos y casi ocho puntos a los socialistas.  

Sin embargo, en las europeas, los populares han sumado 7.487, un 15% menos (-1.354). Y aunque han ganado de nuevo los comicios con el 36,7% de los votos, el PSOE ha recortado distancias y se ha colocado a solo cuatro puntos (32,5%) gracias a sus 6.636 votos, que suponen solo 302 menos que hace un año (-4%).

Como consecuencia de ello, el PP ha pasado de arrasar en siete de ochos barrios de la ciudad en las municipales de 2023 (el PSOE solo aguantó su bastión del Perpetuo Socorro) a empatar en triunfos. Esta vez, los populares han vencido en San José (45,8%), Santiago (42,8%), María Auxiliadora (39%) y San Lorenzo (37,5%), y los socialistas en el Perpetuo Socorro (39%), Santo Domingo y San Martín (35,5%), Casco Viejo (33,9%) y la Encarnación (33%).

También ha pasado factura este último año a Vox, que ha contabilizado un 18% menos de votos respecto a las municipales (de 2.581 a 2.119). Tanto en el PP como el partido de Abascal, los porcentajes de pérdida de votos son superiores al descenso de participación, que esta vez ha sido del 12% en la ciudad de Huesca. 

Estas dos formaciones de derecha suman 1.800 votos menos que no se compensan con la sorpresiva llegada de Se Acabó la Fiesta, que en la ciudad de Huesca ha obtenido 945 votos. Además, cabe recordar que el PAR y Cs sumaron el año pasado otro millar de votos entre los dos y esta vez solo se presentaba Ciudadanos, que sumó apenas 211. Con ello, la derecha ha dejado de recibir cerca de 2.000 apoyos menos que hace un año en la capital oscense

Sin embargo, los que sin duda han tenido un resultado para olvidar han sido los cuatro partidos a la izquierda del PSOE (Podemos, Cambiar-IU, Equo y CHA), que ya en 2023 perdieron cinco concejales por haber concurrido por separado. Y es que pese a que cada uno de ellos obtuvo un millar de votos, los cuatro se quedaron fuera de la corporación por unos pocos votos que les impidieron llegar al mínimo del 5%.

Esta vez concurrían IU, CHA y Equo dentro de la coalición de Sumar, que ha tenido 1.091 votos. Y Podemos ha logrado en solitario otros 658. Así pues, frente a los 4.390 que contabilizaron las cuatro formaciones hace un año, ahora solo han llegado a 1.749, es decir, un 60% menos. Todo un descalabro.

Extrapolando los datos de las europeas a unas municipales utilizando la Ley d'Hont, el PP bajaría de 12 a 11 concejales y el PSOE de 10 a 9; Vox mantendría sus 3 concejales (aunque ahora uno de ellos es no adscrito tras abandonar el grupo); y entrarían Sumar y La Fiesta Se Acabó con uno cada uno. Con ello, se mantendría una clara la mayoría de derechas en el Ayuntamiento de Huesca.

Vox critica la "falta de gestión" del PP

Desde Vox se han felicitado de que en una simulación mantendrían sus tres concejales y estarían incluso cerca del cuarto "lo que evidencia un creciente apoyo de los oscenses", señalan. Y achacan la teórica pérdida de uno de los 12 ediles del PP a que "los ciudadanos les han castigado por su falta de capacidad de gestión, la nula transparencia en los asuntos municipales y por mantener y poner en marcha políticas de izquierdas en la ciudad". Además, critican que a Orduna porque "su gestión basada en la presencia constante en los medios de comunicación y las redes sociales, junto con la ausencia de realizaciones concretas después de un año de su elección, ha comenzado a alejarle de su base electoral tradicional entre la que había despertado una expectativa de grandes cambios en la gestión de la ciudad que, de momento, no llegan".

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión