Huesca
Suscríbete

La sentencia de los bienes de las parroquias aragonesas cumple 4 años con el recurso aún por resolver

Las 111 obras en litigio siguen en el Museo Diocesano en depósito judicial a la espera de que el fallo dictado el 10 de diciembre de 2019 sea firme.

La entrega efectiva de los 111 bienes de las 43 parroquias no se completó hasta el 10 de marzo del 2021, en cuatro envíos desde el Museo Diocesano de Lérida al de Barbastro. En la imagen, la entrada de una de las c
La entrega efectiva de los 111 bienes de las 43 parroquias no se completó hasta el 10 de marzo del 2021, en cuatro envíos desde el Museo Diocesano de Lérida al de Barbastro. En la imagen, la entrada de una de las cajas del último viaje, que incluyó las obras más valiosas.
Luis Correas/DGA

El 10 de diciembre de 2019 está marcado en la historia judicial de Aragón como el día en el que el Obispado de Barbastro-Monzón, después de 25 años de pleitos, ganó la batalla legal al de Lérida por la posesión de los bienes de 43 parroquias. Carlos Lobón, magistrado del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Barbastro, en un exhaustivo fallo de 80 páginas fechado ese día, determinó que las obras de arte en litigio eran de propiedad aragonesa y que solo estaban en Lérida "en depósito" desde 1893, ya que ni el Obispado ni el Consorcio del Museo ilerdenses habían podido aportar ningún contrato de compraventa, permuta o donación.

Justo han pasado cuatro años y todavía está por resolver en la Audiencia de Huesca el primer recurso a esa sentencia, instado por el obispado y el museo catalanes. La Generalitat intentó ser parte pero llegó tarde al proceso y no se la admitió. Es el mismo tiempo que tardó en dictarse la apelación por las pinturas murales que reclama el monasterio de Sijena al Museo Nacional de Arte de Cataluña. 

La diferencia radica en que los 111 bienes de las parroquias están ya en Barbastro, en depósito judicial, mientras que en el caso de los frescos, dada la fragilidad del traslado, el juzgado optó por esperar a que resuelva el Tribunal Supremo, donde la causa está vista para votación y fallo.

El juez de Barbastro no solo dictó sentencia sino que ordenó su ejecución provisional. Pese a la resistencia de Lérida, los bienes acabaron regresando, a la espera de la resolución firme. La entrega se hizo en cuatro veces tras varios apercibimientos

Desde diciembre de 2021 el público puedo visitarlos, después de que el Museo reacondicionara su exposición permanente para incluir las mejores 66 piezas de las 111 retornadas. En Cataluña solo se mostraban 19, por lo que buena parte de las obras se vieron por primera vez desde su salida de las iglesias de las parroquias, algunas de ellas hacía más de un siglo.

Fuentes jurídicas del caso explicaron que el retraso en resolverse la apelación tiene que ver, como ya ocurrió con las pinturas de Sijena, con la carga de trabajo y la falta de medios de la Audiencia de Huesca, donde solo existe una sección, que debe dar prioridad a causas penales o de familia. 

"La sentencia de primera instancia estaba muy bien atada", comentaron, confiando en un fallo confirmatorio. En todo caso, el pleito acabará en el Supremo, como el de Sijena. Según los abogados que han intervenido en estas causas, desde la demanda hasta la solución final pasan 10 años.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión