Huesca
Suscríbete por 1€

Binéfar espera hace cuatro meses que Telefónica soterre una línea que impide el acceso a El Sosal

La ampliación del polígono industrial no puede abrirse porque la compañía de telefonía no entierra el cableado aéreo, que tiene tirado sobre la nueva calzada.

Estado en el que se encuentra el nuevo acceso a El Sosal.
Estado en el que se encuentra el nuevo acceso a El Sosal.
Ayto. Binéfar

Hace más de cuatro meses que la empresa MYJ Grúas SA finalizó la obra civil que contrató el Ayuntamiento de Binéfar para dar acceso a la ampliación del polígono industrial El Sosal III, en las que se han invertido 299.811,36 euros y que aún no se ha podido poner en servicio porque Telefónica SA no cumple con su compromiso de soterrar la línea de telefonía que atraviesa dicho acceso, a pesar de que la conducción subterránea ya está disponible desde junio pasado. 

"Es tercermundista que lo que parece dejadez de esta compañía de telecomunicaciones esté impidiendo el correcto desarrollo industrial de nuestra localidad, un área de gran pujanza, así como el cumplimiento de nuestros objetivos, por no mencionar los inconvenientes que origina a empresas y transportistas no poder utilizar este acceso, necesario por el gran volumen de tránsito que genera esta zona del polígono y por seguridad”, ha señalado el alcalde de Binéfar, Alfonso Adán.

A día de hoy, el cableado telefónico aéreo se encuentra literalmente tirado sobre la nueva calzada –cortada al tráfico hasta que se pueda poner en servicio-, que atraviesa y que tiene que ser soterrado para que no impida, por su escasa altura, el paso de los vehículos que tienen que utilizar la vía. Los trabajos para enterrar la línea –que cuenta con la infraestructura necesaria para ello- se han suspendido en varias ocasiones, sin que se hayan dado explicaciones convincentes sobre el abandono por parte de la empresa de telefonía.

Diariamente, son cientos los vehículos que transitan por la zona de ampliación de El Sosal, donde se hallan las empresas con más volumen de trabajo y más empleados, que se ven obligados a utilizar la entrada que da acceso a El Sosal I, provocando no pocos inconvenientes para el resto de usuarios.

Alfonso Adán ha manifestado, con indignación, que "es incomprensible que salvar unas decenas de metros con un cable, cuando la conducción subterránea está hecha, lleve un retraso de más de cuatro meses". "De lo que estamos hablando es de desarrollo y de facilitar la actividad industrial de una zona rural que está generando grandes plusvalías para nuestra región. Bajo mi punto de vista, no es de recibo que una empresa de servicios ningunee de esta manera a nuestra localidad o a cualquier otra en nuestra situación. Dejadez, es poco”, ha apostillado.

La obra de ampliación del acceso al polígono industrial El Sosal III ha consistido en agrandar el paso sobre el colector de Faleva, con la construcción de un pequeño puente, para permitir el paso de vehículos pesados, con los correspondientes accesos desde la antigua carretera nacional 240, en la actualidad de dominio municipal.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión