Huesca
Suscríbete por 1€

Segundo ataque a un rebaño atribuido a perros en menos de una semana en Robres

Han muerto tres cabras y dos ovejas y otra veintena de animales han resultado heridos. Desde el departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente insisten en la necesidad de "proteger debidamente" al ganado.

Imagen del rebaño atacado en Robres.
Imagen del rebaño atacado en Robres.
Asaja

Un rebaño de ovino ha vuelto a ser atacado la madrugada de este martes en las inmediaciones de la localidad de Robres, con el resultado de cinco animales muertos -tres cabras y dos ovejas- y casi una veintena de ejemplares heridos. Se trata del segundo que se produce en el mismo municipio en menos de una semana. Al igual que el anterior, descubierto el pasado viernes, el nuevo suceso ha sido atribuido a la acción de perros salvajes, descartando al lobo que merodea por la comarca de Los Monegros.

Según fuentes del departamento aragonés de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, las necropsias de los animales muertos revelan que el ataque ha sido obra de perros salvajes, por la “cantidad de mordiscos y la poca eficacia” de los mismos. Los exámenes han sido realizados en el centro de recuperación de La Alfranca (Zaragoza) y han contado con la presencia de veterinarias de la confianza de los ganaderos.

Los animales atacados formaban parte de un rebaño de 140 ejemplares situado en un vallado provisional y localizado a un kilómetro del casco urbano. Antes de estos dos ataques consecutivos, hubo otros dos en el cercano municipio de Torralba de Aragón, uno en mayo y otro en agosto, que causaron una decena de bajas y que las necropsias sí atribuyeron al lobo.

Antes de conocer el resultado de los nuevos análisis, el último ganadero afectado, Antonio Maza, lamentaba la situación. "Sea o no de lobo -decía- el destrozo ya está hecho y además, lo que nadie puede negar es que tenemos un ejemplar en esta zona, que amenaza nuestros rebaños y que crea una gran incertidumbre”. “Ni nuestros padres ni nuestros abuelos tuvieron que convivir con este animal, que no es propio de este territorio y que es incompatible con nuestro modo de vida”, añadió Maza. “El lobo es un problema añadido más; el sector está muy tocado. Dicen que hay que mantener el medio rural, pero nos están echando de los pueblos, todo son problemas y burocracia. Nos pegamos el día entre papeles”, apuntó.

Por su parte, el departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha vuelto a insistir en la necesidad de “proteger debidamente” a los rebaños, señalando que “al perjuicio económico que supone para la explotación, se suma la obligación de cumplir con la normativa en materia de sanidad y bienestar animal”.

Asimismo, han recordado que este martes finaliza el plazo de la convocatoria de ayudas a los ganaderos afectados por la presencia del oso y el lobo, dotada con más de medio millón de euros. Es la quinta convocatoria de ayudas y supone un total de 2,5 millones de euros, invertidos en hacer frente a los sobrecostes en la ganadería extensiva derivados de la convivencia con estas especies.

Desde Asaja Aragón han denunciado a raíz de este último incidente "el gravísimo ataque que supone la presencia de alimañas para la ganadería extensiva, en lo relativo a pérdidas económicas, intranquilidad para el ganadero, reducción en la biodiversidad por la pérdida de cabaña ganadera y aumento en el estrés de los animales que sufren estos ataques".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión