Huesca
Suscríbete por 1€

fiestas de san lorenzo 2022

Lorenzo Otín: "Ser comerciante exige sacrificio y evolucionar; si no, cierras seguro"

El empresario ha recibido un cariñoso homenaje en la Fiesta del Comercio por sus 50 años de trayectoria profesional con Navasola. Un reconocimiento que, a su juicio, merecen todos los comerciantes de la provincia.

Lorenzo Otín, con su familia, en el homenaje de la Fiesta del Comercio de Huesca por sus 50 años de trayectoria profesional con la empresa Navasola.
Lorenzo Otín, con el alcalde de Huesca, Luis Felipe, y su familia, en el homenaje de la Fiesta del Comercio de Huesca por sus 50 años de trayectoria profesional con la empresa Navasola.
Javier Navarro

Emocionado, ilusionado y nervioso. Así ha subido este 11 de agosto Lorenzo Otín, de 79 años, al escenario de la plaza de Luis López Allué para recibir un cariñoso y merecido homenaje en la gran Fiesta del Comercio por sus 50 años de trayectoria profesional con la empresa Navasola. "Ojalá Dios me dé salud para seguir un poco más y memoria, que la tengo, para recordar los tiempos buenos porque los malos hay que olvidarlos", ha dicho mientras esperaba junto a su mujer, Alicia, el reconocimiento que le ha brindado la Asociación de Comerciantes

Otín ha puesto en valor el "sacrificio" que supone la profesión de comerciante "porque hay que abrir y bajar la persiana todos los días, tienes impuestos, no te puedes poner casi enfermo al ser autónomo porque pierdes ventas...". La clave de su trayectoria ha sido "la salud lo primero, pero también la constancia, el trabajo, la humildad, estar con tus clientes, evolucionar porque si no, cierras seguro, y no confiar tanto en las ayudas". "Todos los comerciantes de la provincia se merecen este homenaje", opina. 

Navasola nació a finales de 1968 un local alquilado del número 4 de la plaza Unidad Nacional de Huesca, aunque la sociedad como tal se creó en 1972. Empezaron cuatro trabajadores con pocos medios "porque nos compramos una furgoneta que tenía 45 caballos que por aquella antigua carretera de Monrepós subía como podía", recuerda Otín, natural del pueblo de Salillas. La empresa fue creciendo "siempre con cabeza" y se trasladaron a la calle Agricultura, donde construyeron una nave. Y 17 años después, se 'mudó' a su emplazamiento actual en el polígono Monzú con otra nave de 2.600 metros cuadrados y que ahora cuenta con más de 20 trabajadores en plantilla, una flota de vehículos y placas solares para su propios suministro eléctrico, además de otras instalaciones en Binéfar. "Todo esto lo hemos conseguido con sacrificio, con ganas y con amistades, porque tengo muchos amigos de la provincia y aunque algunos ya han fallecido, sus hijos y familias también me recuerdan me tienen en estima y para mí es muy importante", agradece, al tiempo que reconoce la suerte de que dos de sus tres hijos, Lorenzo y Patricia, lleven ya 22 y 18 años, respectivamente, dando continuidad a su legado en la empresa. 

Lorenzo Otín y su mujer, Alicia, reciben un obsequio del Ayuntamiento de Huesca de manos del alcalde, Luis Felipe.
Lorenzo Otín y su mujer, Alicia, reciben un obsequio del Ayuntamiento de Huesca de manos del alcalde, Luis Felipe.
Javier Navarro

En estas cinco décadas ha tenido que sortear muchas crisis. "La de 2020 fue muy dura, pero también la de 2008 y la de finales de los 90", asegura. Y el secreto para sobrevivir a todas ellas ha sido "amoldarte a lo que te pide cada crisis", subraya. En este sentido, Navasola forma parte del grupo más grande de compras de España de material eléctrico, Auna, con 1.600 millones de euros de venta cada año.

A los jóvenes emprendedores que apuesten por el sector del comercio les recomienda "que no se desespere en los momentos malos y que los buenos, no los desaprovechen". También anima a evolucionar e innovar continuamente.

Lorenzo Otín está convencido de que "un comerciante se tiene que implicarse, quiera o no quiera, en la vida social de su ciudad porque tiene que ocuparse también de que sus calles estén limpias para que los clientes se encuentren cómodos, colaborar con las instituciones, con las oenegés y con todo lo que pueda...". En su caso, formó parte de la Federación del Comercio y fue uno de los impulsores de los estatutos de la asociación junto con Rodrigo López y José Luis Estallo.

"Guardo un gran recuerdo de los cuatro años que estuve como vicepresidente económico de la SD Huesca; no éramos ninguno profesionales, pero teníamos mucho cariño al club"

También guarda "un gran recuerdo" de los cuatro años que ejerció de vicepresidente económico de la SD Huesca, a donde llegó sin pretenderlo. "Nunca me había presentado en ninguna candidatura pero un día alguien por la calle me dijo que me habían elegido para ser vicepresidente económico con José Luis Viñuales, del cual tengo buenos recuerdos porque también era comerciante", explica. Entonces, el club no estaba tan saneado "pero creo que lo que hoy es el Huesca surgió en parte de aquella idea; y aunque no éramos ninguno profesionales, teníamos mucho cariño al club", asegura. 

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, brinda con Lorenzo Otín con la cerveza de San Lorenzo.
El alcalde de Huesca, Luis Felipe, brinda con Lorenzo Otín con la cerveza de San Lorenzo.
Javier Navarro
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión