Huesca
Suscríbete por 1€

Detenidos en Jaca los padres de un bebé de tres meses que murió por un zarandeo

Ambos quedaron en libertad con cargos tras pasar a disposición judicial.

Los agentes de Policía Nacional, reunidos en los Llanos de Samper antes de patrullar.
Los agentes de Policía Nacional, reunidos en los Llanos de Samper antes de patrullar.
Rafael Gobantes

La Policía Nacional investiga el caso de la muerte de un bebé de 3 meses en Jaca tras ser zarandeado presuntamente por sus padres, un hombre español y una mujer de origen boliviano. Ambos fueron detenidos por un presunto delito de homicidio por imprudencia (castigado con una pena de uno a cuatro años de prisión) aunque quedaron en libertad con cargos tras pasar a disposición judicial. 

Al parecer, los padres decidieron llevarle en un un primer momento al Hospital de Jaca pero ante la gravedad de las lesiones que presentaba el bebé, fue trasladado de urgencia al Materno Infantil de Zaragoza

Fuentes de la Jefatura Superior de Aragón han explicado que el Grupo de Homicidios de Zaragoza inició la investigación el pasado 11 de marzo a raíz del fallecimiento del bebé en el Miguel Servet, donde los médicos no pudieron hacer nada por salvarle la vida después de las lesiones fatales que había sufrido. Tras sospechar que podían haberse debido a un posible zarandeado, informaron a la Policía Nacional, que procedió al arresto de los padres. 

Otra causa judicial abierta por intento de homicidio de un bebé

Desde la Fiscalía de Huesca han explicado que hay otra investigación judicial abierta por un presunto delito de homicidio (o asesinato) en grado de tentativa y otro de delito de violencia de género y maltrato habitual por las lesiones sufridas por un niño de muy pocos meses nacido en 2020 que por fortuna no falleció y actualmente está ya recuperado. Las diligencias se incoaron el 4 de septiembre de ese mismo año y el pasado mes de febrero se presentó ya escrito de acusación contra sus progenitores, que están pendientes de la celebración del juicio en la Audiencia Provincial de Huesca.

La semana pasada en Zaragoza ingresó en prisión otro hombre de 37 años como presunto autor de las graves lesiones que sufre su hija, un bebé de tan solo 4 meses, también después de haberla zarandeado presuntamente. Fue el propio padre quien acudió con la pequeña al hospital en la noche del pasado 13 de abril, argumentando que se encontraba mal porque había vomitado cuando le estaba dando el biberón.

Los médicos que la atendieron se percataron enseguida del estado de gravedad de la niña, que estaba sin ningún tono muscular, totalmente arreactiva y con una respiración superficial. El primer TAC craneal que se le practicó reveló que tenía varios focos hemorrágicos y en distintas zonas de la cabeza así como en las retinas de ambos ojos, síntomas todos ellos compatibles con el llamado ‘síndrome del lactante zarandeado’. Además, en el momento de ingresar en la uci pediátrica respiraba de forma autónoma pero, en principio y pendiente de la evolución, se ha quedado ciega y sorda.

Los servicios sanitarios del Hospital Clínico, donde la llevó el padre, y del Miguel Servet, en el que está ingresada, enviaron sendos partes al juzgado, que comunicó los hechos a su vez a la Policía Nacional.

Ante la gravedad de las lesiones que y para evitar la fuga del detenido, asistido por el letrado Luis Ángel Marcén, la magistrada lo ha enviado a prisión de forma preventiva. Mientras, la madre, representada por al abogada Carmen Sánchez, también fue detenida en un primer momento por posibles malos tratos, pero fue puesta en libertad provisional.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión