Huesca
Suscríbete por 1€

Denuncian la destrucción en Albelda de restos íberos por las obras del secadero de jamones

El Centro de Estudios Literanos y la Asociación de Amigos del Parque Geológico aseguran que las máquinas han arrasado un yacimiento, pero el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento niegan la existencia de un lugar arqueológico catalogado.  

Trabajos de explanación del secadero de jamones de Albelda.
Trabajos de explanación del secadero de jamones de Albelda.
Ayuntamiento de Albelda

Dos asociaciones de defensa del patrimonio han denunciado la desaparición de un yacimiento arqueológico, Les Corques, de época ibero-romana en Albelda por las obras de explanación de terrenos para construir un secadero de jamones promovido por la empresa Litera Meat. El Ayuntamiento asegura que la actuación contaba con todos los permisos necesarios, mientras al Gobierno de Aragón no le consta la existencia de ningún yacimiento ni en la Carta Arqueológica ni en la Carta Paleontológica.

Según ha denunciado el Centro de Estudios Literanos, el yacimiento es conocido desde los años 70 del pasado siglo y materiales del mismo fueron recogidos en superficie y depositados en el Museo de Huesca. Además, la Carta Arqueológica, "inédita", de la comarca recoge la existencia de dicho asentamiento y un informe del departamento de Cultura con relación al Plan de Zona de Desarrollo Rural de la Comarca de la Litera de 2010 incluso concretaba las coordenadas. 

El centro de estudios habla de su "destrucción" y considera "imprescindible" la coordinación eficaz de las instituciones "para, en lo sucesivo, evitar nuevas actuaciones que quebranten nuestro ya maltrecho patrimonio cultural". Su portavoz, Juan Rovira, asegura que Les Corques figura en la carta arqueológica de la comarca y hasta hace dos semanas se podían ver claramente las dos habitaciones de viviendas íberas en la zona. "Otra cosa es que la DGA no lo considere un patrimonio susceptible de ser protegido". 

También la Asociación de Amigos del Parque Geológico y Minero de La Litera y Ribagorza ha denunciado el hecho, alertando de la desprotección del patrimonio. Califica de "atropello" lo ocurrido en Albelda y advierte de que otro yacimiento catalogado, conocido como 'La Roca de la Pistola', podría correr peligro por las mismas obras. 

El mismo colectivo señala que con motivo de los desmontes realizados para instalar sistemas de riegos o granjas se han encontrado restos, sobre todo de cerámica y otros utensilios, que van desde el neolítico hasta la época ibero-romana, pero en este territorio apenas se han realizado prospecciones, salvo las de los años 70 y 80, "en superficie y muy esporádicos".

El Ayuntamiento de Albelda defiende la legalidad de las obras y niega la existencia de ningún yacimiento catalogado, ni en el lugar donde está proyectado el secadero, que ocupará una superficie de 15 hectáreas, ni en el municipio. Según la alcaldesa, María Ángeles Roca, no hubo alegaciones cuando salió a información pública. Además, la modificación del plan urbanístico para acometer el secadero contó con el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio.

El expediente del secadero de jamones fue gestionado entre los años 2018 y 2019 por el Inaga, que consultó, entre otros organismos, a la entonces Dirección General de Cultura y Patrimonio y a la Comisión Provincial de Huesca. Ambas entidades autorizaron la actuación, según ha informado el Gobierno de Aragón, puesto que, como se indicó en los informes técnicos preceptivos, no había constancia de la existencia de ningún yacimiento ni en la Carta Arqueológica ni en la Carta Paleontológica. 

La DGA no ha recibido ninguna denuncia alguna al respecto. "No ha habido ninguna notificación de hallazgos de ningún tipo durante las obras, ni en la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón ni en el Ayuntamiento de Albelda, ni hubo ninguna alegación durante los periodos en los que este expediente estuvo en información pública", aseguran desde el departamento de Cultura, que invita a cualquier ciudadano que tenga noticia de posibles daños hacia un bien del patrimonio cultural a ponerlo en conocimiento de la administración.

La DGA sí hizo una consulta el lunes con los expertos locales. "Indicaron que se trata de un enclave que nunca ha sido excavado y del que las únicas noticias disponibles se remontan a la década de los años 70, momento en el que se hizo una recogida de varios materiales en superficie", señala la administración. Sin embargo, en el Museo de Huesca no consta la existencia de ningún bien procedente de Albelda, exceptuados los del yacimiento de Els Castellassos. Según el presidente del Centro de Estudios Literanos, él mismo llevó los materiales de Les Corques al museo a finales de los 70, aunque se pudieron confundir con los de la otra excavación. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión