Huesca
Suscríbete por 1€

Huesca y Lérida piden al Ministerio un calendario de obras para la N-230

El Gobierno se ha comprometido con los representantes territoriales a presentar un listado de actuaciones en la carretera que discurre entre Aragón y Cataluña hasta el valle de Arán. Algunos tramos serían de tres carriles 

Un camión circulando en invierno por la N-230.
Un camión circulando en invierno por la N-230.
Consejo General de Arán

Representantes territoriales de Huesca y Lérida han arrancado un compromiso del Ministerio de Transportes para presentar próximamente un calendario de actuaciones en la mejora de la carretera N-230, que va desde la capital ilerdense al valle de Arán atravesando las dos provincias. En la reunión con el secretario general de Infraestructuras, Xavier Flores, se ha hablado tanto de los proyectos en curso como de los que se van a desarrollar en el corredor de la A-14 y la N-230

La actual carretera se desdoblará hasta Benabarre (ya hay 16 kilómetros de autovía entre Lérida y Almenar) y desde esa población hasta la frontera se mantendrá como carretera convencional, aunque en algunos tramos tendrá tres carriles. Lo que piden los alcaldes insistentemente desde hace años es que se mejoren las condiciones de la vía.  

El alto cargo del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Xavier Flores, ha tenido como interlocutores a los presidentes de las diputaciones provinciales de Huesca y Lérida, Miguel Gracia y Joan Talarn; la síndica del valle de Arán, María Verges; y los presidentes de las Comarcas de la Ribagorza y Alta Ribagorza, Marcel Iglesias y Mª José Erta. También han asistido los subdelegados del Gobierno de Lérida y Huesca, José Crespín y Silvia Salazar.

Reunión de los representantes territoriales con altos cargos del Ministerio este miércoles en Madrid.
Reunión de los representantes territoriales con altos cargos del Ministerio este miércoles en Madrid.
Heraldo

Según el Ministerio, todas las partes han coincidido en la necesidad de resolver la problemática generada fundamentalmente por el tráfico de vehículos pesados en el eje de la N-230 hasta el valle de Arán, mejorando la funcionalidad y condiciones de seguridad viaria. En este sentido, se ha comprometido a diseñar un calendario de actuaciones y proyectos, que se presentará en las próximas semanas en una nueva reunión con los representantes de los territorios y comarcas por los que discurren estas infraestructuras.

Por su parte, los representantes territoriales han agradecido la celeridad con que se ha atendido su solicitud de encuentro para hablar de esta infraestructura y asimismo, han puesto en valor “la voluntad manifestada por parte del secretario general de Infraestructuras, Xavier Flores, de atender al territorio y la coincidencia con el mismo en la premura de la búsqueda de soluciones de esta vía que soporta una cantidad importante de tráfico rodado”. Han hecho hincapié en que las obras a ejecutar diferirían según los tramos. Más al sur se requeriría su transformación en autovía, "dado que allí se necesitan más nudos de comunicación con polígonos u otras carreteras", y al norte, podría ser suficiente un reforma. Estos últimos son tramos de montaña, en algún caso, que exigen soluciones más sostenibles..

La última actuación ha consistido en la reordenación de los accesos en el tramo comprendido entre los puntos kilométricos 63,705 y 64,900, en el término municipal de Benabarre para mejorar la funcionalidad de un tramo que atraviesan una media de 2.000 vehículos diarios.

En la época invernal, se restringe el paso de camiones durante los fines de semana de la temporada de invierno para garantizar la seguridad de los usuarios de la carretera ante el incremento del tráfico de vehículos de aficionados al esquí que acuden a las estaciones de Baqueira Beret y Boí-Taüll. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión