Huesca
Suscríbete

Una larga espera y gran malestar a la hora de conseguir una entrada para ver a los Reyes en la plaza de toros de Huesca

Los oscenses están indignados por la manera en la que se ha organizado la cabalgata del 5 de enero y el saludo de los Magos, al que solo tendrán acceso 3.250 personas por la limitación de aforo debido a la covid.    

Padres enfadados y niños aburridos han formado este miércoles por la tarde una larga cola frente al Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca para conseguir una de las preciadas entradas gratuitas que el próximo 5 de enero darán acceso a la plaza de toros para asistir al saludo de los Reyes Magos después de la cabalgata. El aforo del coso taurino se ha limitado a 3.250 personas debido a las restricciones sanitarias derivadas de la pandemia del covid-19. Las invitaciones también se podían reservar a través de la web municipal, pero la página se ha colapsado casi al mismo tiempo de activarse. 

El saludo de Melchor, Gaspar y Baltasar desde el balcón del Casino reúne cada año alrededor de 6.000 personas en la plaza Navarra. Es una aglomeración que el Ayuntamiento de Huesca no puede permitir en las actuales circunstancias de pandemia y que ha obligado a adaptar la cabalgata, que en 2021 quedó suspendida.

En esta ocasión, el desfile partirá a las 17.00 desde la avenida Monreal, como siempre, para seguir por el Coso y al llegar a las Cuatro Esquinas, en lugar de girar hacia la plaza Navarra continuará hasta la de Santo Domingo (otros 250 m). El trayecto se ha prolongado para permitir que el público pueda verlo con más holgura. A las 18.00 se abrirán las puertas de la plaza de toros para que aquellos que hayan conseguido entrada accedan de forma ordenada. El popular saludo real empezará a las 19.00 y durará unos 20 minutos. El Ayuntamiento retransmitirá online este acto, que se podrá seguir a través de la web (www.huesca.es), del canal de YouTube y de las redes sociales municipales.

En la fila del centro cultural, los padres han aguardado con mucha paciencia y mucho malestar. A las 17.45, Marimar Fanlo y Silvia Buil estaban ya muy cerca de la puerta donde una empleada municipal atendía las peticiones y entregaba las entradas para ver el saludo. "Llevamos aquí una hora y esto no es forma de organizar las cosas", han comentado. Más que por la espera, ambas estaban "indignadas" porque "muchos niños se van a quedar fuera". Mientras hablaban, han tratado de acceder a la web, "pero sigue bloqueada".

"¿En El Alcoraz pueden entrar 9.000 personas para ver el fútbol y aquí se van a quedar 4.000 niños sin ver el saludo de los Reyes?"

En su opinión, no está bien que unos niños puedan entrar y otros no. "Podía haberse hecho una cabalgata más larga, que llegara hasta el Palacio de Congresos y ahí, en la explanada donde se hacen los conciertos de las fiestas de San Lorenzo, poner un escenario para que se pudiera ver a los Reyes sin estar amontonados", han propuesto. 

"Es una vergüenza", ha dicho Rubén Mallén, que aguardaba su turno con sus dos hijos. "¿En El Alcoraz pueden entrar 9.000 personas para ver el fútbol y aquí se van a quedar 4.000 niños sin ver el saludo de los Reyes?", se ha preguntado. Asimismo, ha  reprobado el hecho de que la web no funcionara y "tengamos que estar aquí dos horas, porque cuando nos toque puede que ya no queden entradas". Según ha dicho, "para hacerla así (la cabalgata) , hubiera sido mejor no organizarla", aunque como solución, se podía suprimir el saludo y "hacer el recorrido más amplio para que pudieran verla todos los niños". 

Una mujer recoge la entrada para acceder a la plaza de toros y asistir al saludo de los Reyes.
Una mujer recoge la entrada para acceder a la plaza de toros y asistir al saludo de los Reyes.
Verónica Lacasa

Cerca de él, Teresa Picontó esperaba con su hija, a la que acaban de ponerle la vacuna contra la covid. "Habrá más niños que no puedan verla que espectadores en la plaza", ha señalado. Mientras le llega el turno ha tratado de conectar con la web municipal a través del móvil, como la mayoría de quienes  están en la cola.  

Casi al final de la fila estaban Jesús Polo y Amparo Martínez. Esperaban conseguir entradas para sus nietos, no para todos porque una de sus hijas "ya ha estado y, después de esperar una hora, ha conseguido cuatro, para los dos niños y ellos". "Nosotros queremos coger para los vendrán de Madrid", ha puntualizado la abuela.  "Es complicado organizarlo,  es la primera vez y puede haber errores", ha comentado él. 

 

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión