Huesca
Suscríbete por 1€

El cazador cazado: la Fiscalía investiga al francés atacado por una osa en el Pirineo

Según la Fiscalía, el hombre que mató al animal después de ser mordido podía estar realizando la actividad sin permiso en una zona gestionada por el Estado sujeta a restricciones.   

Imagen del oso abatido en junio de 2020 en el departamento de Ariège.
Imagen del oso abatido en junio de 2020 en el departamento de Ariège.
AFP. Twitter / Elisabeth Borne

La Fiscalía de Francia ha abierto una investigación contra el cazador que hace una semana mató a una osa que iba acompañada de dos crías en la región del Ariége, después de ser atacado por el animal. Las diligencias están relacionadas con el delito de destrucción de una especie protegida y por cazar en una zona restringida sin permiso.

El anuncio lo realizó el viernes Léa Filippi, de la Fiscalía de Foix, en una comparecencia de prensa. Explicó que al menos en parte la cacería tuvo lugar en la reserva estatal de Mont Vallier, gestionada por la Oficina de Biodiversidad francesa y sujeta a restricciones de caza. La misma representante judicial informó a los medios de comunicación de las lesiones sufridas por el cazador, de 70 años. El parte médico revela mordiscos en el muslo izquierdo y pantorrilla y fractura de la tibia de la pierna derecha.

Los hechos tuvieron lugar el pasado sábado en el departamento de Ariège, la zona que soporta la mayor presión osera de los Pirineos, al otro lado del valle de Arán. El cazador estaba rastreando jabalíes cuando ocurrió el incidente. Su hijo ha explicado al periódico La Depêche que vio “unas manchas marrones”. Tenía el rifle cargado, a la espera de saber de qué animal se trataba. Estaba a 40 metros. Vio a las crías y de repente detrás de él apareció la madre.

En junio de 2020, también en la zona de Ariège, se encontró el cadáver de otro oso abatido a tiros. La investigación abierta de momento no ha dado con el posible culpable. Se calcula que en ese territorio francés hay unos 40 osos (el censo oficial del último año habla de unos 60 ejemplares). La crispación a raíz del incidente de hace una semana ha llevado a las autoridades a nombrar un prefecto delegado para intentar pacificar el conflicto entre partidarios y detractores de la especie, reintroducida por el gobierno de ese país en 1996. La última suelta de osos se produjo en 2018, al otro lado de la frontera con Aragón. Una de las hembras liberadas, Claverina, pasó al valle de Hecho, donde se ha instalado. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión