Huesca
Suscríbete

El valle de La Fueva se queda sin luz durante horas 

Una decena de pueblos han estado casi todo el día sin suministro. El mal tiempo dificulta la reparación de la avería en la línea, que se inició a las 13.30. 

Calle de Palo
Una calle en la localidad de Palo.
Laura Uranga

Le llegada del mal tiempo ha venido acompañada en el valle de La Fueva de un apagón eléctrico ocurrido al mediodía de este martes y que ha afectado a numerosos núcleos de tres municipios, La Fueva, Palo y Foradada del Toscar. Una decena de localidades de la zona seguían todavía sin suministro cerca de las 23.00 por la avería en una línea de media tensión de la comarca del Sobrarbe, cuya reparación se está viendo dificultada por las inclemencias meteorológicas. 

La falta de luz continuaba a primera hora de la noche en el caso de casi 300 clientes del entorno del valle, según ha confirmado Endesa. En concreto, en Palo, Morillo de Monclús, Humo de Muro, Troncedo, Salinas de Trillo, Formigales, Alueza, Rañín y Lacort. El alcalde de La Fueva, Ramón Laplana, ha explicado que muchos pueblos han tenido problemas con el servicio, pero a lo largo del día se ha ido normalizando la situación, excepto en esas localidades. 

La avería se ha producido a las 13.28 en la línea de media tensión Samitier-Humo. No  hay previsión para restablecer el suministro, aunque se confía en que a lo largo de la noche, los últimos 288 vecinos del valle que quedan sin luz puedan recuperarla.

Tampoco están claras las causas del incidente. Fuentes de Endesa apuntan a que puede haberse producido por el temporal que ha afectado a la Comunidad este martes, por la caída de árboles sobre el tendido u otras circunstancias. En todo caso, el mal tiempo sí ha dificultado la llegada de los técnicos para la localización del punto exacto y la reparación. Además, la nevada ha impedido el desplazamiento de un grupo electrógeno, que hubiera solucionado temporalmente el apagón. "Está habiendo muchas dificultades para acceder al lugar de la avería y solucionarla", han indicado. 

La alcaldesa de Palo, Begoña Dorado, también desconoce la causa concreta pero asegura que los vecinos "han oído como un trueno, y eso que no había tormenta, como una explosión, e inmediatamente se ha ido la luz". Primero esperaban que estuviera reparada a las 17.00, luego a las 20.00 y luego a las 23.30. Reconoce, no obstante, que el mal tiempo no ayuda a solucionar el problema. 

La falta de suministro eléctrico se lleva peor con este tiempo invernal, ha comentado la alcaldesa, sobre todo por la calefacción, y especialmente para la gente mayor. "Aquí hay muchas personas mayores y para ellas es un grave problema estar tantas horas sin luz". Los apagones son frecuentes cuando hay tormentas, lo mismo que las averías en los teléfonos móviles, ha lamentado. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión