Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Alberuela de Tubo gana la batalla judicial a la diócesis de Huesca por la propiedad de su ermita

Es el tercer litigio de similares características que dirimen los tribunales en la provincia de Huesca y es la primera vez que fallan en contra de la Iglesia, que ya anuncia un recurso ante la Audiencia.

Imagen de la ermita en litigio, ubicada dentro del recinto del castillo musulmán de Alberuela de Tubo.
Imagen de la ermita en litigio, ubicada dentro del recinto del castillo musulmán de Alberuela de Tubo.
Heraldo

El Juzgado de Instrucción nº 1 de Huesca ha otorgado la propiedad de la ermita románica de Nuestra Señora del Castillo al pequeño Ayuntamiento de Alberuela de Tubo, que demandó a la diócesis de Huesca por haber inscrito a su nombre el templo en el Catastro y en el Registro de la Propiedad. Es el tercer litigio que dirimen los tribunales de la provincia de Huesca sobre la propiedad de templos religiosos entre un ayuntamiento y una diócesis y es la primera vez que fallan en contra de los intereses de la Iglesia.

Recientemente, este mismo juzgado concedió la propiedad de la ermita de la Virgen de Casbas de Ayerbe, conocida como la ‘Capilla Sixtina’ del Alto Aragón por sus valiosas pinturas murales del siglo XVII, al Obispado de Huesca, aunque el Ayuntamiento va a recurrir; y antes el Juzgado de Boltaña sentenció lo mismo con la iglesia de Plan a favor del Obispado de Barbastro-Monzón. En ambos casos, los fallos argumentaron que el uso de estos templos era para culto y negaron que el pago de gastos de rehabilitación y mantenimiento por parte del municipio permitieran otorgara su titularidad.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Huesca celebró en mayo una vista en la que ambas partes aportaron documentos y testimonios para intentar acreditar que habían ejercido la posesión a título de dueños del templo, el objeto en cuestión de estos tres litigios. En este caso, al contrario que en los dos anteriores, fue el consistorio el que demandó en diciembre de 2020 a la diócesis por haber inscrito la ermita en el Catastro (2009) y en el Registro de la Propiedad (2015).

El Ayuntamiento de Alberuela de Tubo, defendido por los servicios jurídicos de la Diputación Provincial de Huesca (representada por la abogada Ana Cristina Bescós), aseguró que había ejercido de dueño de forma directa o a través de los vecinos "con diferentes actos inequívocos siempre en solitario y con total aquiescencia de los párrocos y del Obispado". Entre ellos, los trabajos de restauración costeados con fondos propios, donaciones y subvenciones a partir de principios de los 90 para mantener en pie el edificio ante su estado de ruina. Unas obras para las que nunca pidieron autorización a la diócesis. "Solo por el hecho de ser un edificio religioso o una ermita dedicada a la advocación de la Virgen María no es suficiente para atribuirle la propiedad al Obispado", defendieron.

Mientras, la diócesis de Huesca alegó que esta ermita era una propiedad suya "indiscutible" y que el Ayuntamiento ni podía acreditar cómo la adquirió ni durante cuánto tiempo la utilizó, e insistió en que el Consistorio fue conocedor en 2015 "con absoluta seguridad" de la inscripción en el Registro de la Propiedad pero en cambio no presentó la demanda hasta 2019 por lo que habría prescrito el plazo de dos años para reclamarla. Además, el abogado Joaquín Guerrero aludió al precedente de la demanda por la iglesia de Plan en la que el Juzgado de Boltaña concluyó que el mantenimiento, reparación o demás pagos no son indicativo suficiente de su titularidad. Afirmó al respecto que las obras se acometieron en la ermita de Alberuela de Tubo eran "para recuperar su culto y eso no se puede considerar nunca un servicio público".

La jueza ha estimado la demanda declarando que la finca inscrita en el Registro de la Propiedad de Sariñena, consistente en la ermita de Nuestra Señora del Castillo situada en Alberuela del Tubo, pertenece al Ayuntamiento de Alberuela del Tubo. Y es que considera que ha acreditado por medio de documentos y de testigos que desde hace más de 30 años ha realizado actos que reflejan el dominio sobre el templo como obras de conservación, organización de actos públicos o la posesión de la llave de acceso al interior, requisito necesario para adquirir un bien por usucapión. Destaca que así como cuando intervenía en la iglesia del pueblo lo hacía con autorización de la diócesis, cuando se trataba de la ermita "actuaba por sí mismo y sin rendir más cuentas que las propias de un ente público".

La sentencia resalta que el único acto religioso que se lleva a cabo en la ermita es la romería de la Virgen del Castillo "y ni siquiera puede decirse que esta la secunden únicamente feligreses o devotos".

El alcalde de Alberuela de Tubo, José Manuel Penella, ha admitido haberse "emocionado" al conocer el contenido de la sentencia y ha asegurado que esa misma alegría se ha extendido entre los vecinos del pueblo que, para festejarlo, ya están proponiendo celebrar en octubre la tradicional romería, que siempre se había hecho en mayo aunque lleva dos años sin organizarse por la pandemia. De hecho, después de la misa celebrada este miércoles en Sodeto con motivo de la festividad de San Miguel, el cantador Javier Badules ha entonado una jota alusiva: "A la Virgen del Castillo, con fervor mis rezos vuelan, que han dicho los tribunales, que su ermita es de Alberuela".

Alberuela de Tubo celebra con una jota de Javier Badules la sentencia de la ermita

Con todo, José Manuel Penella también ha dejado claro que este litigio no va a afectar a las relaciones con la Iglesia. "No nos oponemos en absoluto a que haya actos religiosos, y de hecho en la misma romería también se celebra una misa. Pero para nosotros fue una ofensa que solo cuando estuvo rehabilitada piedra a piedra y euro a euro por los vecinos, se interesaran por ella porque es más que un templo religioso, la ermita es un símbolo para todo el pueblo y era como si nos hubieran usurpado algo, ha recalcado.  

Desde la diócesis de Huesca, su abogado, Joaquín Guerrero, ha asegurado este miércoles que acatan el pronunciamiento pero también ha anunciado ya que recurrirán el fallo ante la Audiencia de Huesca porque consideran que hay "fundamentos sólidos" para ello. Mientras tanto, ha dejado claro que la diócesis seguirá manteniendo una relación de "buena armonía" con el Ayuntamiento de Alberuela y espera que este litigio no provoque enfrentamientos entre vecinos "como ha ocurrido en Ayerbe", ha afirmado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión