Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Localizan en Francia un cuerpo que podría ser el del montañero Andrés Funes

La familia del abogado de Huesca desaparecido en diciembre del 2020 en el valle de Lescun ha identificado los enseres encontrados junto al cadáver y está pendiente de las pruebas de ADN. 

Imágenes del abogado oscense José Andrés Funes Monge distribuidas por la Gendarmería francesa.
Imágenes del abogado oscense José Andrés Funes Monge distribuidas por la Gendarmería francesa.
Gendarmería

Los nueve meses de incertidumbre vividos por la familia de Andrés Funes, de 61 años,  podrían haber tocado a su fin. La Gendarmería francesa ha localizado unos restos humanos que posiblemente corresponden al abogado de Huesca desaparecido en el Pirineo francés a finales del año pasado. Así lo indican los enseres encontrados junto al cuerpo, aunque habrá que esperar al resultado de las pruebas de ADN para confirmar la identidad. 

Funes, zaragozano residente en Huesca desde hace años, donde ejercía como abogado, desapareció el 19 de diciembre en el valle francés de Aspe, al otro lado de la frontera de Somport, donde tenía una segunda residencia. La Gendarmería halló su coche con el teléfono móvil de trabajo dentro, en un parquin que es punto de partida de excursiones. Pese al intenso rastreo llevado a cabo en las semanas siguientes, por las fuerzas de seguridad, voluntarios y allegados de la víctima, no se le localizó. 

La Gendarmería se puso en contacto el lunes con la familia para comunicarles la localización de unos restos humanos cerca del refugio de L'Aberouat, en el valle de Lescún. Junto a ellos encontraron unos enseres que coincidían con los que él llevaba, según ha confirmado a este periódico un familiar del desaparecido. "La chaqueta y el calzado, por el color, se corresponden con los suyos", ha comentado. El cadáver ha sido trasladado a Pau para realizar la autopsia y las pruebas de ADN que permitan confirmar la identidad, un procedimiento que llevará varios días, según han explicado a sus hijos. 

La familia ha mantenido un par de conversaciones con la Gendarmería. "Sabemos que apareció a unas dos horas del refugio, en el valle de Lescún", han indicado las mismas fuentes. Por allí se estuvo buscándole, pero es una zona muy amplia. La llegada del invierno obligó además a interrumpir el rastreo. "Parece que fue un accidente de montaña, que es lo que siempre hemos pensado", han precisado. La noticia se ha recibido "con mucha tristeza", pero con el alivio que supone dar por fin con su paradero. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión