Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Las tormentas dejan sin agua potable a varias localidades de Huesca

Los bomberos, que desde el viernes abastecían a Albalate de Cinca, han tenido que llevar también un camión cisterna a Laguarres.  

Vecinos de Laguarres hacen cola para llenar de agua sus garrafas en el camión de bomberos.
Vecinos de Laguarres hacen cola para llenar de agua sus garrafas en el camión de bomberos.
Diputación de Huesca

Las tormentas de los últimos días han provocado problemas en el abastecimiento de agua de boca en varias localidades de la provincia de Huesca. A los ocasionados en Albalate de Cinca, donde los 1.100 vecinos tienen que recurrir al grifo de los camiones cisterna de los bomberos, se ha sumado Laguarres, en el municipio de Capella, donde el Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (Speis) de la Diputación de Huesca está llevando agua desde la tarde del sábado. 

El camión estará instalado todos los días en este pueblo de la comarca de la Ribagorza mientras dure esta situación, de 16.00 a 18.00, para que los vecinos puedan llenar garrafas de agua para su consumo diario.

En Laguarres la captación se realiza directamente desde el río Isábena. "El agua entraba en la red turbia y la que salía por los grifos era puro barro", ha explicado la alcaldesa, Ángela Sarriera. Se paró el bombero y se pidió ayuda al Speis a la espera de que se vacíe el depósito, donde entró el caudal en mal estado. Sarriera ha explicado que la cabecera del municipio, Capella, no ha sufrido estos efectos porque tiene varias fuentes de suministro. 

Además, desde la tarde del viernes, los bomberos abastecen también a Albalate de Cinca, sin agua tras una fuerte tormenta ocurrida la semana pasada. En el caso de esta población, con 1.100 vecinos, una avería en los filtros de la estación de tratamiento provocó que saliera por los grifos agua con barro, a la que siguió un desagradable olor. Para abastecerse, la población tuvo que aprovisionarse con garrafas de agua embotellada comprada hasta que intervinieron los bomberos de la Diputación. Los análisis se repetirán la próxima semana y desde el Ayuntamiento confían que el agua ya sea apta para el consumo humano.

La asistencia técnica a ayuntamientos cuando tienen necesidad de agua potable se encuentra entre la carpeta de servicios del Speis. Durante el verano se han llevado a cabo diferentes actuaciones de este tipo, pero en Albalate ha sido la primera vez que se hace con grifo para que los vecinos cojan el agua que necesiten. Aquí permanecerán, hasta que se solucione el problema, dos camiones cisterna homologados de 12.000 litros cada uno. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión