Huesca
Suscríbete

De punta a punta del Pirineo recaudando fondos para paliar la pandemia en Nepal

La palentina Sara Vielba está realizando la Transpirenaica en solitario, que cruza la cordillera de este a oeste con un recorrido de 810 km y 78.000 m de desnivel acumulado.

Sara Vielba, en el ibón de Tebarray (Panticosa), incluido en la ruta de la Transpirenaica que está haciendo para recaudar fondos para paliar la pandemia en Nepal.
Sara Vielba, en el ibón de Tebarray (Panticosa), incluido en la ruta de la Transpirenaica que está haciendo para recaudar fondos para paliar la pandemia en Nepal.
Sara Vielba

Cruzar los Pirineos de punta a punta recaudando fondos para ayudar a paliar la pandemia de la covid-19 en las zonas rurales de Nepal. Este es el reto que se ha marcado Sara Vielba, una joven que lleva ya 19 días haciendo en solitario la Transpirenaica, una ruta de montaña que cruza la cordillera de oeste a este con un recorrido de 810 kilómetros y 78.000 metros de desnivel acumulado entre el cabo Higuer (Guipúzcoa) y el cabo de Cres (Gerona). 

Sara Vielba nació en Aguilar de Campoo, en Palencia. Aunque es veterinaria de profesión, en 2018 decidió dar un giro radical a su vida dejando su trabajo para viajar por el mundo. Estuvo un año viviendo entre Nepal y el norte de la India y montó un proyecto (Aventuras compartidas) con el que organiza viajes por las zonas no turísticas del Himalaya. En 2020 regresó a España a ver a su familia y quedó atrapada por la pandemia. Sin embargo, sigue manteniendo el contacto con sus amigos nepalíes "que para mí son mi familia" y le han ido contando la complicada situación que se está viviendo especialmente en las zonas rurales con la pandemia. Y como tenía en mente realizar la Transpirenaica, "pensé en hacerla pero al mismo tiempo intentar ayudar a estas personas".

Hace 19 días salió de Hondarribia y ha cubierto un tercio de las 45 etapas hasta el cabo de Creus, donde espera concluir la aventura a finales de mes. Este sábado llegó a Góriz y desde allí irá a Pineta. "Es un reto porque voy en modo de semiautosuficiencia. Estoy varios días sin pasar por lugares habitados y tengo que llevarme la comida y un filtro para ir bebiendo agua de los ríos. Y voy alternando la tienda de campaña con refugios libres y de pago de vez en cuando", explica.

Su campaña, bajo el título de 'Kilómetros por Nepal', trata d recaudar al menos un euro por cada kilómetros que recorra. El dinero que consiga lo destinará a la oenegé local Karma Flights, que da soporte a los hospitales de las zonas rurales con equipos médicos básicos, oxímetros, concentradores de oxígeno y equipos de protección personal, además de repartir alimentos a familias que por la pandemia se han quedado sin trabajo en estas mismas zonas. Allí la situación es critica ya que en los últimos cuatro meses se han producido 3.000 muertes en Nepal por la nueva variante de la covid y se han interrumpido los programas de vacunación.

La oenegé Karma Flights, con la que colabora Sara Vielba, dona equipos médicos básicos a los hospitales y alimentos a familias de las zonas rurales de Nepal.
La oenegé Karma Flights, con la que colabora Sara Vielba, dona equipos médicos básicos a los hospitales y alimentos a familias de las zonas rurales de Nepal.
Sara Vielba

Esta semana, Sara Vielba ha sufrido en primera persona las consecuencias de las tormentas en la montaña, pese a que tiene muy presente la meteorología a la hora de planificar su ruta. "En Aguas Tuertas me pilló una granizada y lo pasé bastante mal, menos mal que estaba a punto de llegar ya al refugio porque es bastante peligroso", relata. Por ello, decidió quedarse dos días en el refugio de Bujaruelo esperando que pasara la DANA. "Además, la mitad del dinero que me gasté en el alojamiento, lo han donado a la causa", agradece.

Los interesados pueden hacer donaciones a través de una página web. De momento, está muy contenta por la respuesta de la gente "porque estoy teniendo muchísimo 'feedback' a través de las redes sociales y estoy a punto de conseguir el mínimo que me había marcado, aunque espero duplicarlo ya que me queda casi un mes por delante".

Sara Vielba tiene "muchas ganas" de volver de nuevo a Nepal y de hecho cuando termine esta aventura de la Transpirenaica, empezará a gestionar el visado. "Me gusta mucho la filosofía de vida que hay allí y además tengo que seguir explorando el país porque todo el mundo que viaja a Nepal se centra en las mismas zonas pero hay un potencial cultural increíble y aún me queda mucho por conocer", afirma.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión