Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La consejera Repollés, ante las fiestas del Pilar: "La decisión estará basada en datos y siempre poniendo por delante la salud"

La titular de Sanidad advierte de que "sabemos perfectamente cuáles han sido las consecuencias en escenarios anteriores en los que se ha producido eventos sociales multitudinarios o de interacción social".

El presidente Lambán y la consejera Repollés, junto al jefe del servicio de Bioquímica del Hospital San Jorge de Huesca, José Puzo.
El presidente Lambán y la consejera Repollés, junto al jefe del servicio de Bioquímica del Hospital San Jorge de Huesca, José Puzo.
DGA

El Gobierno de Aragón sigue deshojando la margarita sobre la celebración de las fiestas patronales del mes de octubre como las del Pilar de Zaragoza. Si el lunes el presidente Javier Lambán afirmó que "no pasa nada" por no celebrar festejos en 2021 y que "ya se harán en 2022", la consejera de Sanidad ha dejado claro este martes que la decisión que se tomará este jueves, 2 de septiembre, en el Consejo Local de Aragón, "será consensuada y estará basada en los datos, la tendencia y siempre poniendo por delante la preservación de la salud de la población"

Sira Repollés ha hecho estas declaraciones en una visita al Hospital Universitario San Jorge de Huesca junto al presidente Lambán, donde han anunciado la próxima puesta en marcha del servicio de radioterapia en la provincia, lo que evitará desplazamientos a hospitales de Zaragoza y de Lérida a unos 250 pacientes altoaragoneses cada año.

La consejera ha asegurado que la decisión sobre las fiestas patronales de octubre se adoptará en función de los indicadores sanitarios "como ya ocurrió con las de julio, agosto y septiembre". Y aunque no ha querido adelantar la postura que defenderá en la reunión el departamento, ha incidido en que septiembre puede ser "un mes complicado" con la vuelta de las vacaciones y el inicio del curso escolar, lo que podría traer un repunte de los contagios, "aunque no estamos seguros"

Ha recalcado que actualmente los escenarios son "mucho más inestables y no es fácil establecer pronósticos a largo plazo". Aun así, también ha recordado que ya tienen la experiencia de situaciones similares en las que se han producido eventos sociales multitudinarios o de interacción social "y sabemos perfectamente cuáles son las consecuencias".

Además, la consejera ha hecho hincapié en que a pesar de que el proceso de vacunación va "bien" y que la incidencia sigue descendiendo "eso no significa que podamos bajar la guardia porque todavía estamos en pandemia y en un nivel de alerta 3 alto", que además  no se plantean bajar de momento.

Sira Repollés no ha querido cuantificar la incidencia que sería aconsejable para poder celebrar los festejos populares de forma segura en octubre. "Hemos aprendido durante la pandemia que hacer pronósticos a largo plazo es algo que no puede llegar a buen puerto porque los que hemos hecho casi siempre se han visto truncados por olas inesperadas como fue la del mes de julio", ha subrayado. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión