Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Otro accidentado fin de semana en Huesca con 15 rescates en montañas y barrancos

Los especialistas de la Guardia Civil ha auxiliado a cerca de 30 personas, una de ellas, el montañero francés muerto el viernes en Sallent de Gállego tras una caída de 50 m entre los collados Palas y Lavedán.

En el Aneto se auxilió a tres personas en dos rescates.
En el Aneto se auxilió a tres personas en dos rescates.
Guardia Civil

Una persona fallecida y otras 26 heridas, agotadas o extraviadas. Es el balance de las 15 intervenciones llevadas a cabo por los equipos de la Guardia Civil de Huesca desde este viernes hasta el mediodía de este domingo en diferentes lugares de la provincia. Dos de los rescates se han efectuado en el Aneto y otros dos, en el pico Garmo Negro (Panticosa). Entre los auxiliados hay desde un menor de edad hasta una senderista de 78 años.

El suceso más grave se registró el viernes, en Sallent de Gállego. Un montañero francés de 66 años murió al caer 50 metros y chocar contra una piedra entre los collados Palas y Lavedán. Formaba parte de un grupo en el que iban otras 11 personas de la misma nacionalidad y edad similar y dirigido por una guía profesional. Los compañeros del fallecido quedaron conmocionados y no pudieron continuar la marcha, por lo que tuvieron que ser evacuados en helicóptero. La aeronave hizo tres viajes.

Al mediodía de este domingo, eran dos los rescates en marcha. Uno es en la zona del telesilla de Panticosa, donde un ciclista ha sufrido una caída y se ha golpeado el pecho. Hasta allí se han desplazado especialistas del EREIM en vehículo todoterreno. El otro ha sido para atender a una persona que se ha caído en la zona del lago helado de Ordesa y se ha herido en la cara. Han acudido desde el Greim de Boltaña, con el helicóptero de Benasque y un médico del 061.

El día con más rescates ha sido el sábado, con un total de 10 operativos desplegados y 11 personas atendidas. El suceso más grave ocurrió en Castejón de Sos. Un parapentista se había accidentado en el despegue de Liri y tenía un corte en la ingle. Fue evacuado por el helicóptero de la Guardia Civil y, después, transferido, a uno del 112 para ser trasladado al hospital Miguel Servet de Zaragoza. 

En la misma jornada, dos mujeres, de 71 y 51 años, resultaron lesionadas en el Pico Garmo Negro, en Panticosa. Fueron evacuadas al hospital de Jaca. En otro de las salidas se atendió a una mujer de 78 años que se había tropezado cuando subía hacia la cascada de Argualas en las proximidades del ibón de los Baños (Panticosa). Cayó al suelo y se golpeó la mano izquierda, donde también sufrió cortes. Los especialistas le colocaron un vendaje más cabestrillo y la acompañan hasta su vehículo propio para que sus familiares la trasladaran al hospital y le hicieran pruebas.

Nuevamente, el Aneto fue destino de muchos montañeros este fin de semana. El sábado se realizaron dos operaciones de auxilio con tres rescatados. En el primer operativo se atendió a una persona que se había caído produciéndole una posible herida abierta en el tobillo. Fue evacuado a la helisuperficie de Benasque y de allí, al Hospital de Barbastro. 

Uno sufrió una caída y se lesionó una pierna. El otro tenía molestias en la rodilla.

Algo más tarde, se trasladó desde la misma zona a un montañero que había sufrido una caída mientras ascendía y tenía dolor en el tobillo y  la pierna izquierda. En el mismo viaje se evacuó a un compañero de este que también tenía molestias en la rodilla. 

Agotamiento físico y un ataque de pánico

El viernes, la responsable de una empresa de turismo activo avisó de que una persona menor de edad se encontraba en el camino de descenso al río Vero, en las proximidades de Alquézar, con un fuerte malestar que le impedía continuar con la actividad.  Acudieron con un helicóptero especialistas de la Guardia Civil y un enfermero. El menor tenía un gran agotamiento físico, debido a los vómitos y diarrea que presentaba. Fue evacuado al aeropuerto Huesca-Pirineos, donde se hizo el transfer a la ambulancia con destino al Hospital Universitario San Jorge de la capital oscense. 

Esa misma tarde se auxilió a una senderista que había sufrido una crisis de pánico cuando descendía el balcón de Pineta (Bielsa). Estaba inmóvil y no podía continuar la marcha. Fue atendida por el médico una vez en el helicóptero de la Guardia Civil. Presentaba una crisis de ansiedad y deshidratación. Tras recuperar la  estabilidad hemodinámica se le dio el alta. Ambos fueron acercados a donde tenían su vehículo particular.

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión