Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La Guardia Civil alerta del peligro de ir al glaciar del Aneto sin crampones ni piolet

Los  Greim han rescatado durante este puente festivo a 14 personas heridas o enriscadas en este emplazamiento y hacen un llamamiento para que la subida se acometa con material y preparación adecuados   

Muchas personas suben al glaciar del Aneto sin el equipamiento adecuado.
Muchas personas suben al glaciar del Aneto sin el equipamiento adecuado.
Guardia Civil

Con pantalón corto y zapatillas con crampones. Así afrontan muchas personas la subida al glaciar del Aneto. Los grupos de montaña de la Guardia Civil han auxiliado desde el viernes hasta este lunes a 14 hombres y mujeres en este lugar. Se hallaban heridos o enriscados. Debido a las circunstancias en las que se han producido estos accidentes, los especialistas han decido hacer un llamamiento a la prudencia para todos aquellos que tengan previsto hacer esta subida y alertan del peligro de abordarla sin el calzado adecuado.    

En Benasque, punto de partida, y a través de las redes sociales, se está difundiendo el cartel donde los greim recomiendan el uso de crampones con bota específica de montaña así como de un piolet para avanzar por el glaciar del Aneto. Aconsejan que se cruce evitando las zonas altas del mismo, que presenta una amplia franja de hielo fósil, lo que hace que la progresión sea muy técnica. Además de portar el material adecuado, la Guardia Civil recuerda que se debe tener la suficiente preparación para utilizarlo.

La Guardia Civil alerta del peligro de ir al glaciar del Aneto sin crampones ni piolet

El sábado, los greim de Benasque acudieron en tres ocasiones al glaciar para auxiliar a siete personas. Una de ellas, que no portaba el material necesario, se había resbalado unos 100 metros por una pendiente helada en la subida y tenía policontusiones. El médico del 061 le realizó las primeras curas, ya que presentaba múltiples laceraciones por todo el cuerpo debido a la vestimenta que portaba. Fue evacuado a Benasque y de allí,  al Hospital de Barbastro. Era un vecino de Vitoria de 26 años.  

Poco después  tuvieron que volver al mismo lugar del accidente anterior. Un enfermero que hallaba en el glaciar alertó de que había cuatro personas que estaban sangrando mucho debido a las laceraciones que sufrían por todo el cuerpo y los golpes que se habían propinado contra las piedras. Estaban sobre el hielo y  empezaban a entrar en hipotermia. El helicóptero de Benasque llevó los greim y al médico, quien realizó un triaje de los heridos. Se decidió evacuar primero a los dos que parecían más graves. Había que llevarlos  para evitar una zona muy expuesta a la caída de piedras pero su falta de equipación adecuada para moverse en un glaciar dificultó poder trasladarlos a un punto más seguro. Fue necesario izarlos con la grúa de la aeronave. 

El herido más grave era un hombre de 52 años vecino de Segorbe (Castellón), que fue trasladado en el helicóptero del 112 al Hospital Clínico de Zaragoza. Sufríaa numerosas laceraciones, contusiones,  heridas abiertas e hipotermia. Otro de los lesionados, de 48 años y de Puerto de Sagunto (Valencia) fue evacuado al Hospital de Barbastro, con laceraciones, un corte profundo en la mano y cortes menos profundos en el resto del cuerpo. 

Una mujer de 48 años y un hombre de 30 años vecino de Reus fueron atendidos en el centro de salud de Benasque con contusiones y laceraciones, además de una ligera hipotermia.

Mientras los especialistas de montaña de Benasque, con ayuda del helicóptero, recogían material del accidente anterior observaron a dos personas en apuros en el glaciar. Ya habían sido advertidos por megafonía desde la aeronave de que debían cambiar el itinerario por las malas condiciones de la zona, que era complicada y con gran riesgo de accidente. No obstante ellos siguieron, perdiendo el control y descendiendo varias veces por la pendiente helada hasta que conseguía detenerse. Aunque no habían pedido ayuda,  los especialistas decidieron evacuarlos antes de que se produjeran daños graves, ya que  no tenían el material adecuado para el terreno. Eran un hombre y una mujer de 32 años, vecinos de Barcelona.

Este lunes, los greim de Benasque han tenido que acudir dos veces al glaciar del Aneto. Primero han auxiliado a dos montañeros que se habían caído y no podían continuara la marcha. Mientras  atendían a estos se les ha informado de que otras tres personas estaban enriscadas unos metros más arribar. Estas han sido evacuadas tras finalizar el operativo anterior. El viernes se efectuaron aquí otros dos rescates, sin gravedad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión