Despliega el menú
Huesca
Suscríbete
última HORA horaAragón confirma 51 contagios, veinte más que hace siete días antesAragón suma 130 nuevos casos de covid con Sos y Caspe a la cabeza de los contagios

Los nuevos regadíos de Barbastro chocan con la ampliación del polígono industrial

Ciudadanos pregunta al Gobierno de Aragón si ambos proyectos, que se tramitaban de forma paralela, son compatibles debido a la calificación de los suelos. 

Polígono Valle del Cinca en su parte final y por donde se quiere ampliar, en la zona de Galafones.
Polígono Valle del Cinca en su parte final y por donde se quiere ampliar, en la zona de Galafones.
José Luis Pano

El inminente desarrollo de un proyecto de modernización de regadío, impulsado por la comunidad de regantes Canal del Cinca número 1 de Barbastro -de la que es partícipe el Ayuntamiento- y aprobado por el departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón, ha suscitado la polémica en el ámbito político y empresarial de la ciudad al considerar que podría suponer un impedimento a la ampliación del polígono industrial por la partida denominada de los Galafones, que data de 2010 y se tramitaba de forma paralela.

La Consejería de Agricultura aprobó hace unos meses la declaración de Interés General del proyecto de regadío cuyo presupuesto máximo subvencionable asciende a siete millones de euros, afectando a más de 1.000 hectáreas. Beneficiaría unos 200 agricultores y supondría la construcción de una balsa y la modernización de los sistemas de riego con tuberías soterradas. Para ello, los regantes precisan 4 hectáreas junto al canal de Selgua, por lo que en abril se acordó con el Ayuntamiento la expropiación de terrenos.

Entre las empresas beneficiadas estarían las bodegas del entorno del polígono Laus-Enate, Sommos o Meler (más de 600 hectáreas serán para viñedos), así como otros agricultores, según explica el presidente de la comunidad, Luis Olivera, miembro del Consejo Regulador de la D. O. Somontano y exconcejal del PP en el Ayuntamiento de Barbastro. Él no ve impedimento en que este proyecto se desarrolle de forma paralela y hasta "complementaria" a la ampliación de los Galafones, ya que las empresas podrían beneficiarse de la toma de agua de la balsa.

Olivera recuerda que el proyecto de los regadíos comenzó a plantearse en 2013, tres años después del plan de ampliación del polígono industrial Valle del Cinca por Los Galafones, impulsado por el anterior equipo socialista en el Ayuntamiento. El Gobierno de Aragón inició la tramitación para convertir en suelo urbano las 160 hectáreas de suelo rústico junto a la fábrica del grupo Samca Brilén, que conectarían con una de las entradas de la autovía A–22 por Berbegal.

Nuevos emplazamientos

La nueva concejala de Desarrollo, Belinda Pallás (Cs), trabajaba para dar continuidad a este proyecto. "No hay problema –reitera Luis Olivera–. Solo afecta a la distribución de agua de las fincas. Si la ampliación de Galafones se quiere hacer, hay que actualizar el anteproyecto. A todos nos interesa que el polígono crezca, pero no tiene que ver con la modernización de regadíos".

No obstante, tras conocer el informe técnico municipal que califica de "incompatibles" los dos proyectos, Cs considera que la modernización de regadíos "hipoteca" el futuro empresarial de la ciudad al no poderse urbanizar una de las mejores opciones para ampliar el polígono.

El portavoz de la formación naranja, Luis Domínguez, señala que tras consultar dicho estudio técnico habría que buscar nuevos emplazamientos para ampliar el polígono en dirección carretera de Berbegal.

El diputado autonómico de Cs Carlos Ortas ha pedido al presidente Javier Lambán que aclare en Cortes de Aragón si el proyecto de modernización de regadío es viable con el desarrollo del polígono; y en caso negativo, si hay prevista alguna alternativa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión