Huesca
Suscríbete por 1€

porcino

Dos granjas generarán 26 empleos en Argente con 10 millones de inversión

Las explotaciones, promovidas por Girosona, tendrán una capacidad total de 5.000 cerdas madres y 28.000 lechones en la primera fase de crecimiento.

Las granjas se construirán a tres kilómetros del casco urbano de Argente.
Las granjas se construirán a tres kilómetros del casco urbano de Argente.
Laura Uranga

La empresa Girosona Explotacions Ramaderes, con sede en Sant Joan de les Abadesses (Gerona), promueve dos grandes granjas en la localidad de Argente que crearán 26 empleos directos con una inversión total de 10 millones de euros. Cada una de las explotaciones tendrá capacidad para 2.500 madres y 14.000 plazas de lechones destete. El proyecto se encuentra actualmente en tramitación ante el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga).

El proyecto ganadero supondrá un revulsivo económico, laboral y demográfico para la localidad, de solo 193 habitantes, aunque también podría complicar el alojamiento en caso de tener que recurrir a trabajadores foráneos por falta de mano de obra local.

Un administrador de la empresa, Albert Molera, ha explicado que su empresa lleva tiempo queriendo instalarse en Teruel por lo que el proyecto no está vinculado a las expectativas de mercado que abre la anunciada llegada de la multinacional alemana Tönnies a Calamocha, aunque reconoció que este matadero se perfila como un posible cliente para la producción de las granjas de Argente.

El montaje de las naves se podrá llevar a cabo con celeridad debido a la utilización de piezas de hormigón prefabricado para la construcción. Según Molera, en dos años las dos explotaciones podrían estar operativas.

Uno de los requisitos que han tenido que cumplir para llevar adelante el proyecto es la disponibilidad de suelo suficiente para utilizar el purín resultante de la producción porcina como abono agrícola. Girosona ha alcanzado acuerdos con propietarios de 400 hectáreas de suelo cerealista para aprovechar los excrementos del porcino como fertilizante.

El empresario reconoció que en Cataluña, de donde procede la compañía, no existe la posibilidad de implantar nuevas granjas por la saturación del sector, lo que les ha llevado a poner sus miras en la provincia de Teruel.

Los lechones producidos en las granjas de Argente se derivarían posteriormente a cebaderos para su engorde con destino a los mataderos. Entre los principales clientes de la producción actual de Girosona figura el Grupo Pini, con una planta de sacrificio en Binéfar (Huesca).

El potencial de consumo de Tönnies en Calamocha, con el sacrificio de un máximo diario de 10.000 cerdos, abre nuevas posibilidades de negocio, como admitió el directivo de Girosona. La planta cárnica de la capital del Jiloca supondrá una inversión de unos 100 millones de euros y generará 1.000 empleos directos.

Como paso previo a la instalación de Girosona en Argente, el Departamento de Industria le acaba de conceder a esta compañía una subvención para la instalación de una línea eléctrica destinada al abastecimiento de las futuras granjas de porcino. Según informó la empresa, las explotaciones estarán en un paraje situado a tres kilómetros del casco urbano.

La concesión de la ayuda se enmarca en una línea para proyectos gasísticos, eléctricos e hidráulicos en la provincia de Teruel dotado con 1,3 millones de euros para un total de ocho actuaciones. El objetivo de estas inversiones es, según el comunicado del Gobierno aragonés, "promover directa o indirectamente la creación de riqueza, generar empleo y contribuir a la fijación de población".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión