Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Jaca organiza un Festival Folkórico de los Pirineos diferente, pero mirando a sus orígenes y manteniendo su esencia

El festival llegará a Jaca el 28 de julio con su 51 edición, marcada indudablemente por la pandemia.

Presentación del festival folclórico de los Pirineos
Presentación del festival folclórico de los Pirineos
Laura Zamboraín

El Festival Folklórico de los Pirineos llegará a Jaca el 28 de julio con su 51 edición, marcada indudablemente por la pandemia. Esto supondrá que el certamen no se podrá desarrollar tal y como lo conocemos, con pasacalles, con grupos internacionales y otras actividades que ahora mismo no son viables dada la situación. Pero habrá Festival, a pesar de que la organización ha sido muy complicada, y el folklore volverá a ser el protagonista en la capital jacetana del 28 de julio al 1 de agosto. Se incluyen en esta edición novedades destacadas y nuevos escenarios, ya que toda la programación se va a desarrollar al aire libre, y cumpliendo los protocolos Covid establecidos. Los espectáculos serán gratuitos, con invitación, excepto las visitas teatralizadas que se incluyen en esta edición y los dos conciertos de Ara Malikian, para los que ya no quedan entradas.

El Festival continúa con su apuesta por la multiculturalidad, el folklore y el hermanamiento, manteniendo vivo el territorio, y por ello ha querido mirar también a los orígenes de la música, con una Feria de Luthiers en la que creadores de instrumentos llegados de comunidades limítrofes como País Vasco, Comunidad Valenciana, Cataluña o Aragón, se reunirán en la plaza Biscós para mostrar el proceso de elaboración, orígenes y peculiaridades de gaitas de boto, dulzainas, vihuelas, guitarras, laudes o percusión.

Domingo Miral

Entre las novedades de esta 51 edición se encuentra la elección de escenarios exclusivamente al aire libre, lo que implica que se incluyan nuevos espacios. Así, al ya conocido escenario de la Plaza Sanlure, para las actuaciones de noche, se sumará el espacio habilitado en el IES Domingo Miral, marco de las propuestas de mañana y tarde y que ya fue sede en la tercera y quinta edición.

Las visitas teatralizadas será otra de las innovaciones que incluye el programa. Se celebrarán las tardes del 28 de julio al 1 de agosto y consistirán en un recorrido por la historia del Festival a través de rincones de Jaca. Un personaje multicolor, y multicultural, ciudadano del mundo guiará esta propuesta que está dirigida a un público familiar.

Las ‘Noches del Festival' tendrán como marco la Plaza de Sanlure y arrancarán con la inauguración del certamen, el miércoles 28 de julio. Una apertura diferente, con actuaciones en directo y a través de las nuevas tecnologías. Participarán el Corro de Bailes de San Juan de Plan, el Grupo de Jota Uruel, el Joven Ballet del Pirineo, el Orfeón Jacetano y otras sorpresas. El jueves 29 de julio será el turno de la ‘Banda Municipal de Música Santa Orosia’ con el concierto ‘Recorrido por el mundo con los antepasados del Jazz’. Y el fin de semana llegará ‘Lunas del Mundo’ con la actuación el viernes de un grupo pirenaico que aún no había participado en el certamen, Miércoles de Cecina. Sábado y domingo, también a las 22.00, la nota internacional la pondrá Ara Malikian que presentará su trabajo ‘Petit Garage’ y que ya ha colgado el cartel de ‘no hay entradas’ para ambas actuaciones.

Igualmente habrá tres exposiciones, una en el Palacio de Congresos, otra en la Ciudadela y la última por las calles de Jaca, a través de sus comercios, y dos concursos, uno de fotografía y otro de Tik-Tok. Igualmente se han programado talleres para los más pequeños.

El Festival Folklórico de los Pirineos no se clausurará con el desfile final, pero habrá una actuación del Joven Ballet del Pirineo en el escenario del IES Domingo Miral y una vez finalizada se cantará el himno del festival, que también se retransmitirá por la megafonía.

Los voluntarios son una pata fundamental de este certamen, y este año también se contará con ellos, aunque en un número menor, unos 40, ya que la estructura es diferente.

El alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, ha explicado que es un festival “especial”, que sigue al de la 50 edición, que fue “espectacular sobre todo por la respuesta de los grupos, de los voluntarios, organización y del público”. Y que se vivió “sobre todo en la calle”. Ese último certamen era un “punto de inflexión” y se plantearon modificaciones en algunas cuestiones futuras, pero en ese punto “nos atropelló la pandemia”. Y este año y debido a la situación sanitaria no se podrán celebrar pasacalles o desfiles, para evitar aglomeraciones. Otra circunstancia añadida que se ha encontrado la organización es que los grupos de otros países no pueden acudir y los nacionales “no han podido mantener el ritmo de ensayos y la mayoría no están actuando ni preparados para actuar”, añade.

El primer edil habla incluso de un festival “milagro”, porque se va a poder realizar gracias a la titánica organización voluntaria, a la concejal delegada Olvido Moratinos y a los trabajadores municipales.

Y precisamente Olvido Moratinos, ha reconocido que para ella personalmente está siendo la edición “más complicada” en cuanto a la organización previa. Ha asegurado que se van a cumplir todas las medidas de seguridad y protocolos covid y aunque será todo al aire libre, será obligatorio el uso de la mascarilla, “porque creemos que tener un festival seguro en el que todas las medidas se respeten es lo más importante”. Para esta edición se ha decidido que lo básico era volver a los orígenes, “que se radican en la música, la danza, los trajes y en el cartel original creado por Fabri Martínez Hernando en 1971, autor de carteles previos en las ediciones de 1965 y 1969, y que permaneció invariable durante los años setenta y ochenta y ha continuado hasta nuestros días como imagen del Festival.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión