Huesca
Suscríbete por 1€

Los vecinos de Farlete presumen de "zorricos"

El apodo por el que son conocidos los habitantes de esta población monegrina se ha convertido en su nueva identidad visual.

Farlete presume de Zorricos
Los vecinos de la localidad muestran orgullosos su nueva imagen
Heraldo

Hay apodos de todo tipo, unos se aceptan con agrado y otros se llevan con resignación. En Aragón, hay decenas de gentilicios oficiosos, desde fatos y cheposos, que están entre los más conocidos, hasta tripudos, ganchines o salseros. A los vecinos de Farlete, localidad situada en el sur de Los Monegros, se les conoce como zorricos, un sobrenombre que llevan con orgullo y que han convertido en imagen del municipio.

El apodo viene de lejos, con el fin de relacionar a los farletanos con la astucia y viveza del zorro, especialmente en tiempos de hambre y penuria como fue la posguerra. De las dificultades de aquel periodo, también deja constancia un conocido refrán: "pasar más hambre que los perros de Farlete".

Ahora bien, más allá de cuál sea su origen, las actuales connotaciones del animal encajan a la perfección con el carácter de las gentes de este municipio y con el uso que el consistorio quiere dar a su nueva imagen. De hecho, a través de ella, pretende reforzar las acciones encaminadas a la promoción de sus atractivos turísticos, que ha intensificado a raíz de la pandemia, viendo que eran muchos los que apostaban por salidas cercanas, en las que disfrutar del contacto con la naturaleza y desarrollar actividades al aire libre.

Con un paisaje singular y un rico patrimonio, Farlete ha visto crecer el número de visitantes, lo que ha llevado al consistorio a aprovechar el tirón, creando un grupo de guías y confeccionando nuevo material promocional, donde el zorro encaja a la perfección. De hecho, y según explica la diseñadora del logo, Teresa de la Cal, en la mayoría de culturas se trata de un animal asociado al cuidado del entorno natural e, incluso, considerado como guía o guardián.

En Farlete, están encantados con el resultado de esta iniciativa, que el consistorio ha promovido además con el ánimo de aportar un nuevo aliciente y una dosis de alegría frente a la dureza de la pandemia. Aunque seguirán conservando su imagen oficial, el zorrico será un logo más cercano, que, además de recibir al de fuera, permitirá reforzar el sentimiento de pertenencia de sus vecinos y, al mismo tiempo, identificarlos como lo que son, es decir, como amantes, cuidadores y guías de su entorno natural, que resulta «singular y sorprendente», indica de la Cal.

Y eso no es todo. "El zorro también evoca medio rural, de una forma directa y sin elucubraciones", añade la diseñadora zaragozana, que ha optado por una imagen simplificada y por lo tanto, de gran versatilidad, que se adapta a diferentes aplicaciones y soportes: bolsas, cuadernos, camisetas... Asimismo, al tratarse de un ser vivo, ha querido dotarla de movimiento, llevando a cabo diferentes presentaciones y una sencilla animación.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión