Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

historia

Se cumplen 400 años del primer libro impreso en Barbastro por encargo del obispo Jerónimo Batista de Lanuza

Archivo y Museo mostrarán en junio fondos de su episcopado.

‘Homilías sobre los evangelios'.
‘Homilías sobre los evangelios'.
Ayuntamiento de Barbastro

La primera impresión de un libro en Barbastro tuvo lugar hace 400 años. Fue un encargo del obispo Jerónimo Batista de Lanuza en 1621. La obra de carácter religiosa se titula ‘Homilías sobre los evangelios que la Iglesia Santa propone los días de la Quaresma predicadas en la Nobilísima Ciudad de Barcelona, por el M. Fr. Gerónymo Batista de la Nuza, de la Orden de los Predicadores, entonces Provincial della en los Reynos de la Corona de Aragón, y agora Obispo de Barbastro’.

Se trata del primero de tres volúmenes- el segundo y el tercero se imprimieron el año siguiente- que en la actualidad forman parte de los fondos del Ayuntamiento de Barbastro y que en próximo mes de junio se expondrán dentro de la muestra que Archivo y Museo diocesanos están organizando en torno al Día de los Archivos, el 9 de junio.

El dato de la primera impresión lo aporta el Archivo Diocesano con motivo de la inminente celebración del Día del Libro y de Aragón y como anticipo a la exposición que se celebrará en junio. La muestra que recogerá los fondos documentales de la etapa episcopal en Barbastro de Jerónimo Batista de Lanuza, que transcurrió de 1616 a 1622, momento en el que fue trasladado a Albarracín. Se distinguió por su pobreza evangélica y la práctica de la caridad, dando como limosna todo lo que recibía, según informan desde el Obispado. En el Museo Diocesano se expone uno de los conjuntos de vestimenta litúrgica de este obispo, formado por la casulla, estola y manípulo, piezas restauradas en 2018 gracias a la labor de mecenazgo de la Asociación de Amigos del Museo de Barbastro- Monzón.

Sobre la primera obra impresa

Como recoge el historiador Manuel García Guatas en su publicación 'La Imprenta y las Artes Gráficas en Barbastro' para la revista del Centro de Estudios del Somontano Barbastro MCMXCI, estos tres volúmenes, tamaño folio, fueron "impresos por el barcelonés Sebastián Matevad, a quien seguramente trajo este dominico aragonés (natural de Híjar y especialista en Hermenéutica bíblica) cuando vino de Barcelona a ocupar la sede episcopal de Barbastro en 1616". Solo 50 años antes se había restaurado la sede episcopal en Barbastro, elemento que García Guatas subraya "porque su diócesis y las comunidades religiosas han sido las principales y, a veces, clientes únicas de la imprenta local durante bastantes décadas (con una surtida demanda de libros devocionales, boletines, folletos, hojas sueltas y estampas) y porque los orígenes de la Imprenta en Barbastro están directamente vinculados a su mitra".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión