Despliega el menú
Huesca

Muere un joven de 28 años al chocar con un camión cerca de Benabarre y arder su vehículo

El turismo quedó totalmente calcinado a consecuencia del fuerte impacto. La víctima del accidente, ocurrido en la N-230, era un vecino de Manresa. 

Accidente en Benabarre
Accidente en Benabarre
Speis

Un conductor de un turismo ha fallecido este viernes por la mañana en un accidente de tráfico registrado a primera hora en la carretera N-230 cerca del municipio oscense de Benabarre. La víctima, un vecino de Manresa de 28 años y viajaba solo en el vehículo. El impacto fue brutal, según han señalado fuentes de los equipos de emergencia. A consecuencia del mismo, el vehículo ardió y quedó completamente calcinado, aunque no se sabe si la muerte del único ocupante se produjo de manera instantánea por el choque o debido al fuego.

Según ha confirmado el Servicio de Prevención y Extinción de Incendios de la Diputación de Huesca, el accidente sucedió sobre las 8.30 en la N-230 cuando, por causas que se están investigando, el coche que conducía el fallecido colisionó frontalmente con un camión en la citada vía y ardió como consecuencia del choque.

El siniestro ocurrió en el punto kilométrico 51, que corresponde al término municipal de Estopiñán del Castillo, a unos 15 kilómetros de Benabarre. 

La carretera no ha tenido que cortarse totalmente, sino que se dio paso alternativo en la zona afectada, donde agentes de la Guardia Civil regulan el tráfico. 

Accidente en Benabarre
Accidente en Benabarre
Speis

Es el segundo accidente mortal que se produce este año en la provincia de Huesca. El pasado 13 de enero falleció un conductor, vecino de Madrid de 56 años, en la autovía A-23, dentro del término municipal de Almudévar. Su vehículo todoterreno, que circulaba en dirección hacia Huesca, se salió de la vía por causas desconocidas a la altura del kilómetro 336, entre las localidades de San Jorge y Almudévar, y acabó colisionando contra un pilar de un puente elevado. Como consecuencia del impacto, el único ocupante de la pick-up murió.

La Comunidad cerró el año pasado con solo 45 muertos, lo que supuso no solo el mejor registro de la última década sino un mínimo histórico. Una caída atribuida a los confinamientos y a las restricciones de movilidad posteriores. Aun así, hubo diferencias entre provincias ya que mientras Huesca y Teruel lograron recortar la cifra de accidentes mortales en 2020 (sobre todo el Alto Aragón, que pasó de 24 a 15), la de Zaragoza sumó incluso más ya que el número de fallecidos aumento de 22 a 25.

Etiquetas
Comentarios