Despliega el menú
Huesca

PaTrimonio 

La portada románica de la parroquia de Almudévar ya luce los 4 capiteles ocultos

La restauración llevada a cabo ha sacado a la luz los elementó que ya se adivinaron al realizar una catas y que quedaron tapados por una capa de ladrillo cuando se construyó la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. 

Portada de la desaparecida iglesia de San Miguel restaurada.
Portada de la desaparecida iglesia de San Miguel restaurada.
Ayto. Almudévar

La restauración de la portada románica de la desaparecida iglesia de San Miguel de Almudévar ha sacado a la luz los cuatro capiteles que permanecían ocultos desde que la  puerta quedó cegada en una pared lateral de la parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, construida en el siglo XVIII. Asimismo, se han descubierto otras dos arquivoltas medievales. Las obras, realizadas mediante dos talleres de empleo, han posibilitado que este elemento arquitectónico luzca ahora  con toda su profundidad y esplendor y vuelva a funcionar como acceso al edificio.

Los trabajos finalizados ahora comenzaron en 2016, cuando el Ayuntamiento de Almudévar, con dirección y supervisión de la Dirección General de Patrimonio y el académico de Bellas Artes Antonio García Omedes, realizó unos estudios con catas de inspección con resultado satisfactorio al encontrar cuatro capiteles, arquivoltas y pilastras.

Lamentablemente, según indican fuentes municipales, el tímpano no ha aparecido. No obstante, es prácticamente seguro que debió existir pero que debió retirarse de su lugar inicial para lograr un espacio necesario con el fin de albergar un retablo (de Santa Quiteria) con su hornacina sobresaliente al interior del muro. La usura del muro produjo también la desaparición de las jambas de la portada y de las mochetas que lo sustentaban.

Según dijo García Omedes al finalizar las catas, los elementos ocultos debían recuperarse retirando las obra de ladrillo que lo tapaba, reponiendo adecuadamente lo que se había perdido y reutilizando funcionalmente esta portada meridional románica con acceso sur al templo.

La mayor parte del muro sur del actual templo es el original de la nave meridional de la iglesia románica inicial, restando elementos tan importantes como la portada descrita, un contrafuerte junto a la torre y un ventanal reconvertido en óculo y actualmente cegado situado entre dicho contrafuerte y la portada. "La restauración integral de todos ellos, con la necesaria consolidación y protección, permitirían realzar un elemento patrimonial de primer orden para la localidad y para el arte románico del Alto Aragón", apuntó el historiador.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Portada antes de la restauración.
Ayto. Almudévar

La portada románica, atribuida al Maestro de Agüero o Maestro de San Juan de la Peña es la mayor conocida hasta ahora, ya que cuenta con cinco arquivoltas y 10 capiteles tallados, de los que cuatro estaban ocultos, embebidos en el cierre que se le hizo, primero para reducir su gran tamaño, y en una segunda intervención para cegarla, probablemente en el siglo XVIII. Por su magnitud pudo haber tenido alguna arquivolta más, así como tímpano y otros elementos que no se conservan ni han podido evidenciarse en las catas arqueológicas realizadas.

En 1750, la amenaza de ruina de la parroquia de Nuestra Señora de la Corona, ubicada en el recinto del castillo, obligó a trasladar esta a la iglesia románica de San Miguel de las Huertas, ya dentro del núcleo urbano. Debido al reducido tamaño del templo, se proyectó construir una nueva iglesia que solo reutilizó el muro sur de la medieval, donde se ubica la portada románica de San Miguel, algunos de cuyos restos subsisten reaprovechados en el actual edificio barroco de estilo clasicista. El nuevo templo, cuya obra termino entre 1774 y 1775, se empezó  construir aprovechando elementos de dicha iglesia.

En primer lugar se decidió hacer la puerta más pequeña con un muro y arco de ladrillo más bajo y posteriormente se cerró totalmente para colocar un retablo en la parte interior. Con estas reformas se ocultó más de la mitad de la portada.

Ya en un Taller de Empleo en 1996-98 se realizó una restauración de la parte visible de la Portada y con este último proyecto, que se inició en febrero de 2019, se acometió la delicada tarea de sacar a la luz la parte oculta de la portada y restaurarla, bajo la dirección y supervisión de la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón.

 

Etiquetas
Comentarios