Huesca
Suscríbete por 1€

huesca

¿Por qué Huesca vuelve a estar confinada con la mitad de positivos y hospitalizados que en el anterior cierre perimetral?

Los comerciantes y hosteleros han cuestionado esta drástica medida. Los sanitarios de Atención Primaria también admiten que la curva está estabilizada en la ciudad e incluso con tendencia a la baja.

Control de la Policía Nacional a la entrada de Huesca para hacer cumplir el nuevo confinamiento perimetral.
Control de la Policía Nacional a la entrada de Huesca para hacer cumplir el nuevo confinamiento perimetral.
Rafael Gobantes

Las asociaciones de comerciantes y hosteleros salieron a la calle el sábado para protestar por las nuevas restricciones impuestas por el Gobierno de Aragón y entre ellas cuestionaron la decisión de volver a confinar la ciudad de Huesca  durante un mes, como ya ocurrió a finales de octubre cuando comenzaba a dispararse la tercera ola. Sin embargo, los datos sanitarios indican que la situación, de momento, no es comparable a la de ese primer cierre perimetral ya que hay la mitad de positivos y también de hospitalizados.

El Gobierno de Aragón justificó los cierres de Zaragoza, Huesca, Teruel, Calatayud, Utebo, Ejea de los Caballeros, Alcañiz, Cuarte de Huerva y Tarazona hasta el 15 de febrero por tener una incidencia superior a los 250 casos por 100.000 habitantes en siete días, o estar muy cerca de ella, y además con una clara tendencia ascendente en las últimas jornadas. 

Sin embargo, los datos referidos a la ciudad de Huesca muestran una tendencia a la baja en la última semana. Del 10 al 16 de enero se han registrado 128 casos, lo que se traduce en una incidencia de 237 casos por 100.000 habitantes; mientras, del 3 al 9 de enero hubo 170 positivos. No obstante, sí que es cierto que por ahora enero mantiene el repunte de casos respecto a diciembre ya que en las cuatro semanas de ese mes el número de positivos estuvo por debajo de los 80: 47 del 6 al 12, 71 del 13 al 19, 62 del 20 al 26 y 79 del 27 al 2 de enero. 

El anterior confinamiento se decretó el 22 de octubre y duró más de un mes. Y en la semana previa, la ciudad de Huesca registró 313 casos con una incidencia de 579 por cada 100.000 habitantes, más del doble de la actual. El mayor pico de toda la pandemia se dio a la semana siguiente con 425 casos. Luego fue descendiendo y finalmente el cierre perimetral se levantó la semana en que la capital sumó 113 casos, muy cerca de los números que registra ahora.

También era muy diferente la situación del hospital San Jorge ya que el Gobierno de Aragón decidió cerrar perimetralmente la capital oscense cuando había 54 pacientes en planta y tenía las 11 camas de la UCI llenas, mientras que hoy en día el centro atiende a 26 pacientes covid en planta y cinco en la UCI, se decir, la mitad igualmente. Cuando se levantó el cierre perimetral el 30 de noviembre tenía 42 hospitalizados, 11 de ellos en la UCI.

Aun así, esta semana ha tenido que ser trasladado un paciente a una UCI de Zaragoza ya que las cinco camas reservadas para estos enfermos en el San Jorge estaban ocupadas. El centro dispone actualmente de cinco camas libres en cuidados intensivos, una de ellas para covid y el resto para otras patologías. No obstante, fuentes sanitarias reconocen que se están preparando para ampliar las camas ante el repunte de contagios de este mes en la provincia. 

Ramón Boria, médico de Atención Primaria y delegado del sindicato Cemsatse, asegura que la curva epidémica de la capital está estabilizada e incluso muestra una tendencia a la baja actualmente.  "La situación hoy en día no es alarmante, aunque igual han previsto un estallido de casos en los próximos días", afirma, por lo que sigue instando a extremar las medidas de prevención. Explica que actualmente Huesca se mueve entre una media de 20 a 30 casos, "que son los mismos que hemos tenido de media durante toda la pandemia".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión