Despliega el menú
Huesca

El temporal deja sin luz a 1.000 hogares en las provincias de Huesca y Teruel

El peso de la nieve sobre los cables y la caída de árboles en el tendido han provocado cortes de suministro durante el fin de semana, que se mantienen en Samitier, Aínsa, El Grado y Fuentespalda. 

La plaza Mayor de Aínsa, cubierta de nieve.
La plaza Mayor de Aínsa, cubierta de nieve.
Heraldo.es

El temporal de nieve está afectando también a ll suministro. Al mediodía de este domingo 700 clientes de Samitier, Aínsa y El Grado, en las comarcas oscenses de Sobrarbe y Somontano, y 300 en Fuentespalda, en la provincia de Teruel, permanecían sin luz. Los cortes de suministro se deben a la acumulación de la nieve en los cables, que por tracción acaban derribando o causando desperfectos en las torres, o la caída de árboles sobre las conducciones.

El sábado ya hubo algunas incidencias. Las más destacables, en Velilla de Ebro, en la provincia de Zaragoza, y en Torre del Compte, en la comarca turolense del Matarraña. En la primera localidad, 200 clientes se quedaron sin servicio entre las 8.00 y primeras horas de la tarde; mientras que en la segunda afectó a 21.   

Este domingo han continuado los problemas. La caída de tres torres eléctricas de una línea de media tensión por la tracción del peso de la nieve en los cables ha dejado sin luz a 700 clientes en Samitier, Aínsa y El Grado. El alcalde de Aínsa, Enrique Pueyo, ha explicado que varios núcleos y algunos barrios de la cabecera del municipio han sufrido cortes de suministro a lo largo de la mañana. Por la noche también afectó a localidades como Ligüerre de Cinca y Palo. Esto tuvo consecuencias de rebote en las torres de telefonía móvil, de forma que se quedaron sin servicio durante la madrugada. Finalmente se ha restablecido, así como el suministro eléctrico en algunos de los puntos afectados, aunque no en todos.

También permanece activa otra avería en la comarca del Matarraña, en una línea de media tensión dependiente de la subestación de Valderrobres. La infraestructura se dispara cuando se conecta y los operarios están recorriendo toda la línea para intentar localizar la avería pero no la encuentran. La consecuencia es el corte de suministro para 300 clientes en Fuentespalda, además de cortes intermitentes a lo largo del fin de semana en los núcleos dependientes de esa subestación. 

Endesa ha explicado que tiene desplegado un dispositivo compuesto por 200 personas en todo Aragón y ha duplicado los medios materiales, entre ellos grupos electrógenos. Las incidencias de momento son en puntos muy concretos, pese a la intensidad y extensión del temporal. 

La nevada ha dejado incidencias de todo tipo. El barrio zaragozano de Rosales del Canal se ha quedado sin agua y por lo tanto sin calefacción. El Ayuntamiento de Zaragoza ha justificado que los servicios municipales tienen numerosas averías que atender. 

 

Etiquetas
Comentarios