Despliega el menú
Huesca

La estructura de Casa la Rubia de Jaca no está dañada tras el incendio del sábado

Los daños son cuantiosos, pero se concentran fundamentalmente en la parte superior del edificio, de estilo modernista.

La estructura del edificio conocido como Casa la Rubia de Jaca no ha sufrido daños tras el incendio del sábado, tal y como han podido constatar este lunes los técnicos municipales del Ayuntamiento jaqués, que han valorado el estado del inmueble tras el siniestro. Junto a los bomberos, han accedido al interior del edificio, y han comprobado que los muros “han aguantado perfectamente”, según ha explicado Santiago Tomás, concejal de Urbanismo del consistorio.

Los daños son cuantiosos, pero se concentran fundamentalmente en la parte superior del edificio, de estilo modernista. Además de la cubierta, “se ha quemado la techumbre del tercer piso y una de las habitaciones se ha venido abajo, hasta el primero, que es donde debía estar concentrado el foco de calor, pero los técnicos dicen que los muros están bien, que son grandes y han aguantado”, añade Tomás. De esta manera, los inquilinos podrán entrar junto a los bomberos a recoger enseres.

En los bajos de Casa la Rubia hay un bar, el Pilgrim, en el que “ha entrado mucha agua”, pero los propietarios también podrán acceder al interior para recoger “todo lo que puedan”, y después “habrá que esperar a que vengan los seguros”.

Este lunes por la mañana, algunos vecinos de edificios cercanos al siniestrado tras el incendio, han visto cómo salía humo negro de la zona del tejado, algo que ha podido hacer saltar las alarmas de nuevo. Pero tal y como han informado desde el Servicio de Emergencias del Ayuntamiento de Jaca, no ha habido ningún problema, únicamente han estado refrescando la zona y al mover algunas maderas y materiales se ha generado el humo.

El incendio se originó el sábado, sobre las 22.30, y unos 20 bomberos procedentes de varios parques de la provincia, además de Jaca, tardaron 14 horas en extinguirlo. No hubo daños personales, ya que las dos únicas personas que viven en ese inmueble salieron por su propio pie. El edificio contiguo, Casa Borau, también fue desalojado.

Etiquetas
Comentarios