Despliega el menú
Huesca

Un cazador mata a la osa Sarousse en el valle de Bardají

El incidente se produjo durante una batida de caza de jabalí y el implicado alega que fue en defensa propia. La Guardia Civil ha abierto una investigación y ha tomado declaración al autor y los acompañantes.  

Imagen tomada con una cámara de fototrampeo de la osa Sarousse.
Imagen tomada con una cámara de fototrampeo de la osa Sarousse.
Gobierno de Aragón

La osa Sarousse ha muerto este domingo abatida por los disparos de un cazador. Los hechos se han producido en el valle de Bardají durante una batida de caza en la que participaban vecinos de la comarca. La Guardia Civil ha abierto una investigación sobre el suceso, y al parecer los implicados en la batida han apuntado a que el autor disparó para defenderse del animal. Es el tercero oso del Pirineo muerto este año en extrañas circunstancias. Además, en Palencia, también este domingo, otro cazador ha disparado a una hembra supuestamente de forma accidental. 

Sarousse, un ejemplar de 21 años nacido en Eslovenia, tiene su área de campeo en el macizo del Turbón, en la comarca de la Ribagorza. Fue liberada en Francia en 2006 pero en 2010 se trasladó a la vertiente sur. 

El Gobierno de Aragón ha confirmado que Agentes de Protección de la Naturaleza, miembros de la Patrulla oso del Gobierno de Aragón y el Seprona han certificado la muerte de la osa en ese municipio de la comarca de la Ribagorza. "La muerte se ha producido como consecuencia del disparo de un cazador, que ha alegado actuar en defensa propia", han dicho fuentes oficiales. La necropsia será realizada por técnicos del Gobierno de Aragón, previsiblemente a lo largo del lunes. El Seprona se ha hecho cargo de la investigación.

Según la versión de los cazadores, durante la batida los perros han movido a la osa. La han visto y no han disparado, pero en un determinado momento la osa ha rebasado a un cazador. Este ha gritado para espantarla, pero el animal se ha vuelto y ha tenido que hacer uso del arma. Algunas fuentes apuntan a que ha realizado tres disparos a corta distancia. La batida se ha interrumpido y han dado aviso a la Guardia Civil, que a lo largo de la tarde ha tomado declaración al autor de los disparos y sus acompañantes.  

Con su muerte ya son tres los osos fallecidos por causas no naturales en el Pirineo este año. En abril fue encontrado el cadáver de Cachou, un oso muy depredador. Inicialmente se apuntó como causa una pelea con otro macho y su posterior caída por un precipicio, pero las organizaciones ecologistas sospechaban de un envenenamiento. Finalmente, se detuvo por su implicación en la muerte a un agente de Medio Ambiente del valle de Arán. Además, en Ariège, en Francia, apareció el cadáver un oso abatido a tiros el pasado mes de junio. Fue la propia ministra de Transición Ecológica, Élisabeth Borne, quien informó de ello en sus redes sociales.

Etiquetas
Comentarios