Despliega el menú
Huesca

Juzgados

La Fundación Anselmo Pie de Huesca se querella contra el arquitecto del Olimpia

La demanda se ha interpuesto tras quedar archivada la denuncia presentada por Eduardo Cuello en 2015 contra la entidad y sus patronos para "limpiar el nombre" de esta institución oscense dedicada a la cultura.

Fachada del Teatro Olimpia de Huesca, en el Coso Alto.
Fachada del Teatro Olimpia de Huesca, en el Coso Alto.
Fundación Anselmo Pie.

El Juzgado de Instrucción nº 5 de Huesca ha admitido a trámite la querella presentada por la Fundación Anselmo  Pié Sopena contra el arquitecto Eduardo Cuello por la presunta comisión de los delitos de demanda falsa, falsedad de certificado, estafa procesal, falso testimonio e injurias y calumnias con publicidad. La demanda se ha entablado después de que quedara archivada y sobreseída la denuncia que este profesional interpuso en 2015 contra dicha entidad y sus patronos por la presunta comisión de los delitos de apropiación indebida, administración desleal, blanqueo de capitales y contra la hacienda pública.    

La denuncia contra la Fundación y contra Manuel Pérez, Eduardo Estallo y Florencio Matías, presentada ante el Protectorado de Fundaciones del Gobierno de Aragón y el Juzgado de guardia de Huesca, fue archivada el pasado junio. El arquitecto les demandó por sus actuaciones como patronos de la Fundación Anselmo Pié por su actuación en las obras de rehabilitación delteatro Olimpia, que gestiona esa entidad, y la operación inmobiliaria de promoción de viviendas en el solar donde estaba el cine Avenida, también patrimonio de la misma. 

Según el auto judicial del archivo, ninguna de las imputaciones era cierta, quedando acreditado pericialmente "que los trabajos se facturaron y pagaron conforme al importe correcto, se han justificado las declaraciones fiscales y los ingresos a la Agencia Tributaria".  Desde la Fundación explican que aquella denuncia coincidió en el tiempo con una demanda civil que Cuello había interpuesto contra esta para reclamar unos honorarios. 

Con la querella presentada ahora, la Fundación señala que quiere "limpiar su nombre, el de su fundador, Anselmo Pié Sopena, y el de sus patronos", así como "restaurar el crédito que siempre han tenido en la ciudad de Huesca" y que, según manifiestan, resultó enormemente dañado por dicha demanda hasta el punto de que "los ingresos de la entidad cayeron más de un 20% respecto al año anterior".   

 

Etiquetas
Comentarios