Despliega el menú
Huesca

Luto en el PSOE de Monzón por la muerte de Ernesto Baringo

Fue el segundo alcalde socialista y senador durante dos legislaturas.

Ernesto Baringo, con polo a rayas.
Ernesto Baringo, con polo a rayas.
Heraldo.es

El que fuera primer senador de Monzón y segundo alcalde socialista de la etapa democrática, Ernesto Baringo Jordán, ha fallecido esta tarde en su casa tras no poder vencer a una enfermedad con la que llevaba luchando desde hace tiempo.

Nada más conocer la triste noticia, el Ayuntamiento montisonense reaccionó en su página de Facebook: "Lamentamos el fallecimiento de Ernesto Baringo, alcalde de Monzón durante dos legislaturas, de 1987 a 1995, y nos unimos al dolor de su familia y amigos. Descanse en paz".

Ernesto Baringo nació en 1945 y ha sido uno de los pilares de la delegación socialista más antigua de la provincia de Huesca, tras su reconstitución en plena Transición democrática.

Baringo alcanzó la alcaldía de Monzón en 1987 en la época dorada de la agrupación socialista que comenzó en 1983 cuando Carlos Allué cogió el testigo del comunista Joaquín Saludas. Baringo gobernó hasta 1995. En esa época también fue designado como senador por la provincia de Huesca durante la segunda y tercera legislatura de la Cámara alta, esto es de 1982 a 1989.

Durante su etapa como senador se interesó por la construcción del Centro de Educación Especial, por la seguridad en la red de carreteras, así como en la red ferroviaria reivindicando mejoras en los servicios en el tramo Zaragoza – Lérida. Fue además orador de la comisión de obras públicas, ordenación del territorio y medio ambiente, urbanismo, transportes y comunicaciones.

El grupo socialista en el Senado solicitará un reconocimiento institucional, como adelantó el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Monzón y también senador, Gonzalo Palacín.

Palacín, consternado al igual que el resto de compañeros de la agrupación socialista, destacaba que en el plano municipal que Baringo y su equipo “transformaron Monzón”. “Ha perdido la vida por su pueblo. Era un tipo muy activo y siempre defendiendo por los intereses de Monzón y con una preocupación medioambiental. Es una pena que haya fallecido tan pronto (a los 75 años)”.

A pesar de la diferencia de edad, Palacín indicaba que los años en los que Baringo ostentó la alcaldía “fueron duros, pero su equipo se dejó la piel para que Monzón avanzara. Con Ernesto Baringo en el Senado y Diego Díaz en el Congreso nos fue muy bien a Monzón. Además hay que destacar la implicación personal que tenía con la ciudad, que nos hace a los socialistas tener un listón alto e inalcanzable de lo que es el servicio público”.

El portavoz y senador socialista se queda de su etapa de gobierno con la preocupación de Baringo porque “el Ayuntamiento ejerciera la función de servicio público. Que llegara el agua corriente a toda la ciudad, que se asfaltaran las calles y que hubiera aceras, que Monzón fuera una ciudad moderna, y en esa transformación tuvo que ver Baringo y su equipo”.

El fallecido cedió el relevo de la alcaldía al PP de Nicolás Fortuño en 1995. En ese mandato Baringo fue concejal y fueron notorios los cara a cara con el alcalde popular, dos animales políticos. Un joven Fernando Heras tomaría el relevo como portavoz del PSOE y volvería a dar la alcaldía al PSOE en 2003. Por aquel entonces, Baringo ya abandonó la escena pública y se dedicó a una de sus pasiones, el estudio histórico de los puentes en la provincia de Huesca, llevando acabo varios sesudos estudios.

Etiquetas
Comentarios