Despliega el menú
Huesca

Ribagorza/Somontano

El granizo arrasa frutales en Santaliestra y campos de cereales en Colungo

Una tormenta de piedra y agua daña la cosecha de la localidad ribagorzana y destroza cultivos y arbolado en la zona del Eje del Vero, en el Somontano. 

Los vecinos de Santaliestra no recuerdan algo parecido a la granizada que han sufrido durante casi una hora la tarde de este viernes y que ha arrasado buena parte de la cosecha de frutas y hortalizas que dan fama al pueblo y que este año prometía ser excelente. "No lo había visto nunca, ha sido increíble y espantoso la cantidad de piedra que ha caído en una hora dejándolo todo arrasado", confirma Vicente Vilas, un hostelero jubilado de la localidad que ha visto como las tierras de labor han quedado arrasadas por una pedregada que pasará a la historia de la localidad.

La granizada, muy localizada y focalizada en el pueblo y sus alrededores, ha comenzado a caer sobre las 18.00 y su intensidad ha cubierto con un manto blanco de hielo todo el entorno, incluida la carretera A-139, paralizando por momentos la circulación rodada. «En el aparcamiento del hotel se han llegado a refugiar una treintena de vehículos y han comentado que un par de ellos han sufrido un choque por culpa de la piedra que había sobre la calzada", apunta Vilas.

Una tormenta de piedra y agua daña la cosecha de la localidad ribagorzana y destroza cultivos y arbolado en la zona del Eje del Vero, en el Somontano.

Evaluando la situación en que ha quedado el pueblo, su alcalde, Mariano Pueyo, está valorando la posibilidad de solicitar la declaración de zona catastrófica. «Aún no me han llegado datos de posibles daños en techumbres y edificaciones pero lo que ha pasado en los campos da horror; es un auténtico desastre», se lamenta el edil, quien ha confirmado que la pedregada «se ha llevado toda la cosecha, no ha dejado nada». A ello hay que sumar el «terrorífico» aspecto que presentaba por momentos el barranco que atraviesa una parte del pueblo y que ha sufrido una brusca crecida que amenazaba con desbordar su cauce.

Gráficamente, Pueyo ha descrito el paisaje de Santaliestra de la tarde de este viernes «como si hubiera nevado, totalmente blanco» y señala que es tal la cantidad de piedra por las calles y vías del pueblo, «alguna del tamaño de un huevo de codorniz», que se puede recoger con retros y acarrear con camiones. confirma la gran cantidad.

En Colungo, en la zona del Somontano, una intensa tormenta ha dejado 40 litros de agua en aproximadamente 20 minutos y ha cubierto tejados y campos de blanco por el granizo registrado. La lluvia ha aparecido de forma repentina y ha sido en el eje del Vero donde más se han notado sus consecuencias. En Barbastro ha caído lluvia pero el granizo ha aparecido ya en la cercana Pozán de Vero, en Buera y en Alquézar, donde ha dañado los almendros. En el olivo, al estar todavía en flor, la afección ha sido menor.

No obstante, las consecuencias mayores se han producido en Colungo, donde el granizo ha dejado importantes secuelas en los cultivos de cereal, trigo, alfalfa y cebada, así como en la hierba cortada para dar de comer al ganado, según explica el alcalde y agricultor de la localidad, Fernando Abadía. "Los huertos también están machacados y el agua ha destrozado las márgenes de los campos", afirmaba. Asimismo, se han inundado los patios de algunas viviendas 

Etiquetas
Comentarios