Despliega el menú
Huesca

huesca

El Obispado de Huesca rectifica y suprime la bendición del Santo Cristo, al igual que las misas, bodas, bautizos y funerales

Suprime, por un mínimo de dos semanas, toda la actividad sacramental en templos y parroquias. Respecto a la Semana Santa, el obispo señala que aceptarán "con responsabilidad" lo que les pidan las autoridades.

El Santo Cristo no saldrá de su capilla.
El Santo Cristo no saldrá de su capilla.
Rafael Gobantes

Un día después de que se anunciara que la catedral de Huesca iba a sacar la venerada imagen del Santo Cristo de los Milagros "para bendecir a toda la ciudad en estos momentos tan complicados", como en la peste de 1497, el Obispado ha dado marcha atrás por el riesgo que podría haber conllevado la aglomeración de fieles y ha decidido cancelar la celebración. También suprime toda la actividad sacramental en los templos y parroquias durante al menos dos semanas, es decir, que no se oficiarán misas, bodas, bautizos ni funerales. Decisión que contrasta con la que ha tomado el obispado de Barbastro-Monzón de mantenerlas.

En un comunicado, el obispo de Huesca, Julián Ruiz, informa de las medidas "de carácter extraordinario" que se han tomado desde el Consejo Episcopal siguiendo las directrices de las autoridades sanitarias y civiles del Estado y de Aragón. 

Así, durante al menos dos semanas quedan suprimidas: la atención al público en las dependencias administrativas del Obispado, el Archivo Diocesano y Catedralicio, así como la librería San Pablo; las visitas turístico-culturales a todos los templos de la diócesis; las catequesis; las actividades de cofradías, movimientos y asociaciones de apostolado seglar; los estudios de la DECA y el aula de Teología; el viacrucis de Salas (15, 22 y 29 de marzo); la celebración penitencial del Arciprestazgo de Huesca en la catedral; el servicio de acogida de Cáritas (será atendido telemáticamente); las celebraciones de la eucaristía en las residencias de ancianos (pueden ofrecer otras atenciones sacramentales); y toda la agenda pastoral. 

"Como cristianos, queremos vivir estos momentos con toda nuestra responsabilidad y con la confianza en el Señor que, en tiempos de prueba, nunca nos deja de su mano y aviva nuestra esperanza. Agradecemos la entrega generosa de tantas personas y profesionales que están ayudando desde su responsabilidad", manifiesta el obispo. 

No obstante, Julián Ruiz no hace de momento ninguna indicación respecto a la Semana Santa. "Aceptaremos con responsabilidad aquello que nos pidan las autoridades sanitarias y civiles. Llegado el momento, si fuese necesario serremos creativos para vivir el Misterio Pascual con profundidad creyente", concluye.

Etiquetas
Comentarios