Despliega el menú
Huesca

huesca

Casi 4.000 personas visitaron La Cartuja de las Fuentes en 2019

Tras las fiestas navideñas, se retoman las visitas en horario habitual (sábados, domingos y festivos, a las 11.00 y 12.00). La vicepresidenta de la DPH, Elisa Sancho, asegura que "la idea es seguir rehabilitándola poco a poco".

Las visitas guiadas a La Cartuja de las Fuentes atrajeron a mucho público en 2019.
Las visitas guiadas a La Cartuja de las Fuentes atrajeron a mucho público en 2019.
DPH

Mientras continúa la labor de recuperación de La Cartuja de Las Fuentes, ubicada en Sariñena, la Diputación Provincial de Huesca prosigue con las visitas guiadas al recinto, que en 2019 atrajeron a un total de 3.968 personas. “Los visitantes pueden ver una pequeña muestra de la belleza que esconde este conjunto monacal”, resalta la vicepresidenta de la institución provincial, Elisa Sancho, quien confirma que su idea es "seguir rehabilitándolo poco a poco y recuperarlo por completo”. De momento ha invertido ya 1,5 millones de euros.

“No deja de sorprendernos el gran interés que despierta, tanto entre los vecinos de Los Monegros como entre los visitantes que llegan desde diferentes puntos de la geografía española”, añade José Miguel Pesqué, coordinador de los equipos de restauración y actuaciones de La Cartuja de Las Fuentes. 

Para continuar con la labor de difusión de este cenobio, la Diputación recupera desde este sábado, 11 de enero, el horario habitual de visitas una vez finalizadas las fiestas navideñas: sábados, domingos y festivos nacionales, a las 11.00 y las 12.30.

El recorrido comienza por el patio del monasterio, donde se explican las características de las construcciones que forman el recinto y los factores y hechos que hicieron posible la primera fundación cartujana en Aragón, en 1507, en la primitiva ermita de Nuestra Señora de las Fuentes. 

Durante el mismo, el visitante es partícipe de todas las etapas por las que ha pasado La Cartuja, con la salida de los carmelitas y el regreso de los cartujos; ya como monasterio, en el siglo XVIII, con nuevos mecenas y la llegada del joven Bayeu hasta llegar a la desamortización de Mendizábal y la venta con sus propiedades. 

El recinto monástico fue adquirido por Juan Romeo con el propósito de construir un balneario, un fallido proyecto que conllevó el embargo de estas propiedades que, en 1896, pasaron a manos de Mariano Bastarás para transformarlas en un explotación agropecuaria. El monasterio, declarado BIC en el año 2002, es propiedad desde el año 2015 de la Diputación Provincial de Huesca.

A lo largo de la visita se puede contemplar una profusa decoración pictórica, obra de fray Manuel Bayeu, que se extiende por la tribuna, el crucero, la cabecera del templo, el conocido como camarín de la Virgen, la capilla del Sagrario y el claustrillo.

Tras la reciente rehabilitación de la cubierta de las antiguas porterías, en las que se han invertido en torno a 85.000 euros, continúa la cuarta fase de las obras de restauración en La Cartuja de Las Fuentes. Está previsto que esta zona, que da acceso al interior del recinto, se convierta en un centro de recepción de visitantes.

Para ello, se contempla una intervención sobre la estructura, envolvente, interior y equipamiento del mismo. También se actuará sobre el atrio del edificio principal y el claustrillo, se llevará a cabo el saneamiento de patios interiores y la consolidación de pinturas en riesgo. Todo ello supondrá una inversión superior a los 620.000 euros.

Las obras que se están llevando a cabo en La Cartuja de las Fuentes están cofinanciadas al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en el marco del Programa Operativo 2014-2020, cuyo lema es “Construyendo Europa desde Aragón”.

Etiquetas
Comentarios