Despliega el menú
Huesca

comarca del sobrarbe

Aínsa vuelve a crecer y logra incrementar un 41% su población durante los últimos 20 años

La comarca de Sobrarbe también ha conseguido sumar más de 600 nuevos habitantes desde el año 2000, aunque algunos pueblos siguen perdiendo vecinos.

Una pareja de procedencia extranjera entrando ayer en una tienda del Coso Alto de Huesca.
Una pareja de procedencia extranjera entrando ayer en una tienda del Coso Alto de Huesca.
R.Gobantes

Lento pero constante. Así es el crecimiento de la población en el municipio de Aínsa, que en los últimos 20 años ha conseguido incrementar su número de habitantes un 41%, pasando de las 1.595 personas censadas en el 2000 a las 2.259 empadronadas a fecha 1 de enero de 2020. Son datos que todavía deben certificarse de forma oficial, pero que constatan un tendencia que también se observa en otras localidades de la comarca de Sobrarbe, donde el aumento global en este mismo periodo de tiempo ha sido del 9%, dos puntos por encima del conjunto de la provincia de Huesca.

Aínsa ha sumado 58 nuevos vecinos en los últimos 12 meses. Crecen los 25 núcleos que componen el municipio. Del total de habitantes, un 76% (1.731) vive en la localidad que le da nombre mientras que el resto (528) reside en las otras poblaciones. El alcalde, Enrique Pueyo, comenta que este crecimiento comenzó a notarse ya antes de la crisis. Según explica, entre 2005 y 2007 se construyeron muchas viviendas y la gente empezó a llegar.

"Han venido muchas personas de fuera a trabajar a Aínsa, sobre todo aquellas que lo hacen a distancia, vía internet", explica el alcalde. Entre los nuevos vecinos también "hay muchos que tienen su empleo en Barbastro y que viven aquí", señala Pueyo. En este sentido, destaca que hace unos años ocurría todo lo contrario. Además, en los últimos años se han construido en la zona establecimientos hoteleros de gran capacidad "y eso genera que haya empleo estable", añade.

En Aínsa se han establecido personas de hasta 36 nacionalidades diferentes y un 28% de la población es extranjera. Los 257 ciudadanos rumanos (11,4%) representan la comunidad más numerosa. Hay otros 108 empadronados procedentes de distintos países de Europa y 130 que han llegado del resto del mundo.

A la hora de buscar las causas de este incremento de población, Enrique Pueyo señala que para Aínsa ha sido "un punto de inflexión" entrar en la asociación de Los Pueblos más Bonitos de España. El municipio quedó integrado en este selecto club en 2015. «Esto reportado mucha promoción fuera del ámbito autonómico y ha ayudado a que se desestacionalice el turismo", indica el alcalde. "Los hoteles y restaurantes están abiertos más meses y eso ayuda a que los trabajadores tengan más estabilidad y se queden aquí con sus familas", añade.

Otro factor que ha permitido desestacionalizar el turismo, con todo lo que esto conlleva, es la Zona Zero, inagurada en 2011 para la práctica y la competición de BTT. "Es reconocida a nivel mundial y atrae a gente de Estados Unidos, Australia...", comenta el alcalde de Aínsa.

Fiscal

El segundo municipio que más crece en la comarca de Sobrarbe es Fiscal. Su alcalde, Manuel Larrosa, asegura que la apertura al tráfico en 2012 de la carretera a Sabiñánigo por Yebra de Basa supuso "un antes y un después". En los últimos 20 años, el pueblo ha crecido un 30%, pasando de 254 a 330 habitantes.

Un plan de vivienda y la mejora de las telecomunicaciones son los retos de la actual corporación. "El teletrabajo sería una opción muy importante, pero es lamentable que hayamos dejado pasar la fribra óptica por aquí y que el repetidor se caiga, sobre todo los fines de semana", dice el alcalde.

Etiquetas
Comentarios