Despliega el menú
Huesca

huesca

La Diócesis de Huesca cerró 2018 con unos beneficios de 272.000 euros

La sede oscense, que cuenta con 74 sacerdotes en sus 210 parroquias, destinó casi la mitad de los 4 millones en gastos a acciones pastorales y asistenciales.

El obispo de Huesca ha dictado un decreto que entrará en vigor el 1 de octubre.
El obispo de Huesca desde marzo de 2011, Julián Ruiz Martorell.
Javier Blasco

Este domingo 10 de noviembre se celebra el Día de la Iglesia Diocesana y, por ello, la Diócesis de Huesca ha dado a conocer la cuenta de resultados de 2018. El lema de la jornada es “Sin ti no hay presente. Contigo hay futuro” y, en ella, las colectas que se realicen en todas las eucaristías se destinarán al mantenimiento de la Diócesis, que cerró el ejercicio 2018 con unos ingresos de 4.311.732,70 euros y unos gastos de 4.038.860,26 euros, lo que arroja por tanto un resultado de superávit para el conjunto de la diócesis de 272.872,44 euros, un 6,76 %.

Casi la mitad de los gastos, 1,9 millones, se han destinado a acciones pastorales y asistenciales (Cáritas Diocesana, Manos Unidas, Misiones o la Casa Sacerdotal), mientras que el 26,57 % (1.073.001,20 euros) se ha utilizado en la conservación de edificios y gastos de funcionamiento de parroquias y servicios diocesanos. Esto supone un balance similar al de 2017, en el que el superávit fue de algo más de 223.000 euros, con unos ingresos de 4,6 millones y gastos de 4,4 millones.

Solo el 27,33 % de los ingresos que se mueven en la diócesis proceden de la Asignación Tributaria Voluntaria en el IRPF que hacen cada año, libremente, quienes señalan en su Declaración de la Renta la X a favor de la Iglesia Católica. La cifra alcanza un total de 1.178.194,03 euros. El resto procede de otras aportaciones voluntarias de los fieles y de quienes valoran la labor de la Iglesia (1.550.158,93 euros), así como de colaboraciones de otras entidades para proyectos específicos. Los otros ingresos corrientes supusieron 1.223.905,61 euros. Por último, los ingresos de patrimonio y otras actividades, 359.474,13 euros.

El sostenimiento de los sacerdotes, incluida su Seguridad Social, supone solo un 13,37 % de los gastos, 540.194,45 euros. La diócesis cuenta con 74 sacerdotes en 210 parroquias. Asimismo, suma 140 religiosas y religiosos, 44 monjas y monjes de clausura, 143 catequistas y 20 misioneros. En 2018 se celebraron 311 bautizos, 422 primeras comuniones, 144 confirmaciones, 83 matrimonios y 921 unciones de enfermos. Hay cuatro centros educativos católicos para 2.658 alumnos y con 188 miembros del personal docente.

En los 47 centros sociales de la diócesis se atendió a 14.755 personas el año pasado, 403 personas mayores, enfermos crónicos y personas con discapacidad. Hay 537 voluntarios de Cáritas y dos proyectos en marcha de cooperación al desarrollo del mundo. La diócesis cuenta con 34 bienes inmuebles de interés cultural y 12 proyectos de construcción, conservación y rehabilitación.

Etiquetas
Comentarios