Despliega el menú
Huesca

Rescates en montaña

Rescatan a tres personas, entre ellas una niña de 8 años, tras pasar la noche en el collado de Añisclo

Especialistas del Greim de Boltaña sortean a pie el granizo y el viento para localizar  a los tres ciudadanos checos. La mujer estaba herida y todos tenían hipotermia realizaron un vivac para pasar la noche con ellos.  

Los especialistas llegaron a las 22.30 hasta el lugar donde estaban los montañeros.
Los especialistas llegaron a las 22.30 hasta el lugar donde estaban los montañeros.
Guardia Civil

Agotados, con síntomas de hipotermia, sin posibilidad de seguir camino y sin material para pasar la noche. Así han encontrado los especialistas del Greim de la Guardia Civil de Boltaña a tres personas en el Collado de Añisclo (Bielsa), una de ellas es un menor de edad, la noche de este lunes. Se trata de tres ciudadanos checos. La herida es una mujer de 39 años y sus acompañantes, que igualmente han sido evacuados, son un hombre de 39 años y una niña de 8 años. 

El rescate se ha visto dificultado por las malas condiciones meteorológicas, que han impedido el uso del helicóptero y han complicado el camino hasta el lugar donde estaban los accidentados.  

El aviso se recibió sobre las 18.15 de este lunes. Desde e 112 se comunicó que una mujer se había fracturado un tobillo cuando se encontraba en el Collado de Añisclo (Bielsa) y que no podía continuar la marcha. Estaba acompañada por un hombre y una niña menor de edad. Se indicaba también que la zona registraba condiciones meteorológicas muy adversas, con fuertes tormentas, y que los montañeros no llevaban ropa ni material adecuado para pasar la noche.

Debido a estas circunstancias, el helicóptero tuvo que regresar a su base tras un intento de acceder hacía esa zona. Los especialistas se dirigieron en vehículo oficial hasta el Refugio de San Vicenda y  desde allí  continuaron a pie por el barranco de la Fuenblanca hasta llegar, sobre las 22.30,  al Collado de Añisclo.  La marcha fue complicada debido a la niebla y la oscuridad y, además se vio dificultada por la lluvia y el granizo que por momentos caía de forma intensa. 

Tras localizar a los tres montañeros, con claros síntomas de agotamiento e hipotermia, se  buscó un  lugar donde preparar un vivac para pasar la noche. La mujer tenía el tobillo fracturado y con las condiciones meteorológicas en contra su traslado era muy complicado y arriesgado. Se decidió esperar a las primeras luces del día, por si el helicóptero pudiera llevar a cabo la evacuación.

Tras ubicarse en un lugar donde se podía realizar un vivac para pasar la noche,  los agentes facilitaron su propia ropa de abrigo a los montañeros y consiguieron mejorar los síntomas de hipotermia que estos presentaban. Las temperaturas bajaron hasta los dos grados bajo cero durante la madrugada, pero la sensación térmica era mucho más baja  por el viento y la lluvia.

A primera hora de este martes, personal de la Unidad Aérea de Huesca junto con la médico del 061 se han dirigido al lugar. Tras una valoración facultativa se ha determinado que, efectivamente, la accidentada presentaba una fractura en el tobillo y síntomas de hipotermia. Sus acompañantes también tenían síntomas de cierta hipotermia y agotamiento, por lo que todos ellos han sido trasladados hasta el Hospital San Jorge de Huesca.

Etiquetas
Comentarios