Despliega el menú
Huesca

inspecciones en establecimientos

La Policía de Huesca pide el cierre de una tienda que vendía alimentos podridos

Los agentes requirieron la intervención de Salud Pública tras inspeccionar algunos establecimientos.

Imagen tomada por la Policía Local de Huesca durante la inspección de una tienda.
Imagen tomada por la Policía Local de Huesca durante la inspección de una tienda.
Policía Local de Huesca

La Policía Local de Huesca ha solicitado el cierre cautelar de una tienda donde los agentes localizaron alimentos en un deficiente estado de conservación. El hallazgo se produjo como consecuencia de diversas inspecciones a establecimientos públicos de la ciudad en las que se detectaron diversas incidencias en cuanto a la conservación de los productos y al funcionamiento de los locales. Destaca especialmente la presencia de productos destinados al consumo humano, como patatas y tomates, en avanzado estado de putrefacción. 

Los policías levantaron actas de infracción y además requirieron la colaboración y actuación del departamento de Salud Pública del Gobierno de Aragón. En uno de los establecimientos las supuestas infracciones eran tan graves que se solicitó incluso el cierre cautelar. 

Otra de las cajas de alimentos, en este caso tomates, en avanzado estado de putrefacción.
Otra de las cajas de alimentos, en este caso tomates, en avanzado estado de putrefacción.
Policía Local de Huesca

Además, en los últimos días, la Policía Local de Huesca ha denunciado a varios titulares de vehículos por no tener suscrito o en vigor el oportuno seguro de responsabilidad civil, así como por no haber presentado en el plazo debido los vehículos a la inspección técnica (ITV). Asimismo ha interceptado a dos conductores por conducir bajo el efecto de las drogas. Uno de ellos arrojó en las pruebas un resultado positivo en anfetaminas, eetanfetaminas y cannabis (THC), mientras que el otro había consumido cocaína. La sanción para ambos es de 1.000 euros y la retirada de seis puntos de su permiso de conducción.

Otro conductor fue denunciado por superar la tasa de alcoholemia, con una propuesta de sanción de 500 euros y la retirada de cuatro puntos. También se incoaron dos atestados por la comisión de supuestos delitos contra la seguridad vial (conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas y conducir un vehículo a motor sin haber obtenido nunca el oportuno permiso). Los implicados fueron citados para la celebración de un juicio rápido.

En otros servicios relacionados con la seguridad ciudadana, destaca la actuación ante  varias peleas en la calle, sin detenidos ni heridos de consideración, la incautación de pequeñas cantidades de marihuana en vía pública y la intervención de un puño americano a un ciudadano en la vía pública, ya que está considerado como arma prohibida. Se le denunció y se remitió el acta a la Subdelegación del Gobierno en Huesca para que determine la sanción. 

Etiquetas
Comentarios