Huesca

Huesca

Miles de oscenses acompañan la imagen del Santo Cristo en su primera visita a San Lorenzo

La cofradía celebra sus 125 años con una procesión histórica porque la talla no había ido nunca a la basílica del patrón de la ciudad.

Miles de fieles salieron este domingo por la tarde a la calle en Huesca para ver procesionar al Santo Cristo de los Milagros en una ocasión histórica. La imagen sale de su capilla, en la catedral, en contadas ocasiones y nunca se había dado la circunstancia de que se llevara a la basílica de San Lorenzo, dedicada al patrón de la ciudad. El domingo 8 se septiembre de 2019 quedará marcado en la historia religiosa local como la fecha en la que ambas figuras, que comparten por igual la devoción de los oscenses, estuvieron juntas.

Antes de la procesión se ha celebrado una misa en la catedral, oficiada por el obispo de Huesca, Julián Ruiz, y en la que han participado representantes de todas las cofradías, parte de la corporación municipal, incluido el alcalde, Luis Felipe (PSOE), y las mairalesas, así como cientos de personas que llenaron el templo.

La talla del Cristo crucificado, realizada entre los siglos XIV y XV, ha abandonado su camarín acompañada por la Banda de Música de Huesca. Mientras dejaba atrás la capilla muchos fieles se acercaron para tocar su manto. La imagen ha salido salió a la plaza de la Catedral en medio de los aplausos y recibió el homenaje de los Danzantes. La Agrupación ha hecho una excepción (la cuarta en su historia) y ha danzado fuera de las Fiestas de San Lorenzo.

Bajo palio, portado a turnos por 20 de los priores que ha tenido la cofradía, el Santo Cristo ha emprendido el camino en compañía de la música y el sonido de las espadas de los Danzantes. Se han llevado también las reliquias del patrón de Huesca, de cuya llegada a la ciudad se han cumplido ahora 100 años. En el Coso Alto, al llegar a la plaza de la Inmaculada, la imagen se ha colocado frente a la escultura de la Virgen y la Banda interpretó un himno sacro.

Félix Paraíso, presidente de la Cofradía del Santo Cristo de los Milagros y San Lorenzo Mártir, ha destacado la «grandísima devoción» de los oscenses a esta imagen. La última vez que había salido en procesión, antes de este domingo, fue el 12 de septiembre de 2010, después de 50 años.

La comitiva ha recorrido el centro de la ciudad hasta llegar a la basílica de San Lorenzo, en la plaza del mismo nombre. Los Danzantes han entrado bailando en la iglesia y la talla del Santo Cristo se ha colocado delante del altar, junto al busto plateado del patrón de los oscenses, en una imagen insólita que ha llenado de emoción a quienes han podido presenciarla.

Paraíso ha señalado la «excepcionalidad» de la jornada y ha recordado que el 13 de septiembre se inaugurará en el salón del Tanto Monta (Museo Diocesano) una exposición con los mantos del Santo Cristo. Finalizará así la conmemoración de estos 125 años.

La restauración del retablo de su capilla, con el hallazgo de unas pinturas y de unas cabezas talladas de ángeles debajo de una cajonera, así como la colocación en ese espacio de una placa con los nombres de los 119 priores de la cofradía hasta hoy también forman parte de este aniversario.

La devoción al Santo Cristo data de 1497, cuando la talla procesionó en la catedral y de ella brotaron gotas de agua. Se le atribuye la desaparición de la peste que por entonces asolaba la ciudad.

Etiquetas
Comentarios